G. K. Chesterton

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

G. K. Chesterton - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Graham Greene en las diez primeras horas

Hace tres semanas, el jueves 21 de noviembre, tuvimos la conferencia de Carlos Villar Flor titulada “Graham Greene en la undécima hora”. Reconozco que este autor era, para mí, un gran desconocido; pero pude comprobar que tanto la persona como el literato merecían la pena. La charla tuvo su miga y su morbo: Graham Greene fue converso al catolicismo, siempre sui generis o heterodoxo, trabajó de espía, tuvo varios affaires extramatrimoniales, sufría un trastorno bipolar, y fue además un escritor de mucho éxito, tanto editorial como cinematográfico; viajó mucho por España y antes de morir fue confesado por su gran amigo y compañero de viajes, el sacerdote español Leopoldo Durán. No está mal, no está mal…

Estas fueron algunas de los apuntes más destacados de lo que Carlos Villar nos dejó:

–        Graham Greene (1904-1991) tuvo una obra extensísima; casi una treintena de novelas, tres libros de memorias, cuatro libros de viajes, ocho de teatro, diez guiones cinematográficos,  libros juveniles…

–        Perteneció a una generación de escritores que creció acostumbrada al cine. Para distanciarse de la generación anterior, la de los modernistas, como Joyce, Woolf… (que enfatizaban la interioridad, el stream of consciousness…) decidieron aprender de la técnica cinematográfica.

–        Fue un eterno candidato al Nobel; al morir se descubrió que Arthur Lundkvist le vetó continuamente por ser católico

–        Greene es un literato católico atípico; rehuyó la consideración de novelista católico; se consideraba como un novelista que resultaba ser católico

–        El camino a su conversión fue curioso. En una crítica cinematográfica temprana decía que, como los católicos “adoran” (worship) a la Virgen…; a los pocos días recibió una carta de una chica de 19 años que le corrigió y le explicó que los católicos no “adorábamos” a la Virgen; el término apropiado era hiperdulía. A Greene le intrigó esta chica; de ahí surgió una relación y acabaron casándose. Vivien era católica conversa. Decía que se había convertido gracias a Chesterton; Vivien ya había escrito un libro de poesía prologado por el mismo Chesterton;

–        Aunque Green renunciara a ser llamado “novelista católico” sí podemos considerar que hay una serie de novelas que son verdaderamente católicas: Brighton Rock, The power and the glory, The heart of the matter, The end of the affaire, The potting shed, The burnt out case, The honorary Consul.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: