G. K. Chesterton

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

G. K. Chesterton - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Stop and think, el resumen de La última sesión de Freud

ultima_sesion_freudAyer tuvo lugar un interesantísimo coloquio sobre “La última sesión de Freud”, con Ignacio García May (traductor de la obra, escrita por Mark St. Germain), Eleazar Ortiz (actor que interpretaba a C.S. Lewis) y Alfred Sonnenfeld (doctor en Medicina y Teología). Lo organizaba la revista Leer y el coloquio lo dirigió con mano maestra Maica Rivera.

Se remarcó, inicialmente, la idea a mi juicio más importante. No era un partido, no se trataba de ver quien ganaba. Por supuesto que cada espectador es libre de verlo así. El primer prescriptor que me recomendó la obra me dijo claramente que no era una obra para ver quien ganaba, sino una obra para disfrutar. Un diálogo inteligente, donde dos visiones, encarnadas en las personas de dos grandes del siglo XX, se enfrentaban, discutiendo sobre la existencia de Dios. ¿No es esto magnífico en sí mismo? Para Ignacio, el traductor, lejos de buscar quién se anota los tantos, el gran valor de la obra es que ayuda a pararse y pensar, y reflexionar; darse un tiempo para discutir. ¿Hay algo más importante? Esto ya es una propuesta muy necesaria y muy válida para nuestro tiempo. Me recordó, pues lo tengo muy reciente, a la lectura de Biografía del silencio, el breve libro de Pablo D’Ors, con quien pronto podremos disfrutar en el CEU.

Luego se recalcaron muchos de los aspectos clave de la obra: el discurso de Lewis sobre el valor de los mitos como vía de acceso a la realidad, el papel del dolor, la búsqueda del sentido, etc… Y en el coloquio se le dio su importancia a la situación de clara ventaja que Freud gozaba frente a Lewis. Pero precisamente aquí radica uno de los aciertos de la obra: la visión cristiana de la realidad, la creencia en un Dios creador es una visión que no puede darse por supuesta. Decía Juan Pablo II en la Ecclesia in Europa (n.7) que

“en muchos ambientes públicos es más fácil declararse agnóstico que creyente; se tiene la impresión de que lo obvio es no creer, mientras que creer requiere una legitimación social que no es indiscutible ni puede darse por descontada”.

Pues este es, claramente, el contexto de la obra. ¡Qué acierto el de Mark St. Germain de emplazar a estas dos visiones del modo en que lo ha hecho! La obra comienza con un Lewis joven, aún no es el autor de las célebres Crónicas de Narnia que le harían famoso, que visita a un Freud viejo, cuya impronta en el viejo continente ha sido y es decisiva. Lewis, el creyente, juega en campo contrario.

Y basta con echar una ojeada al libreto para ver que Lewis echa grandes parrafadas, mientras  a Freud le valen breves interpelaciones, casi eslóganes, pues el espectador está familiarizado con la perspectiva de Freud, que no requiere grandes argumentaciones. Es la posición de Lewis la que necesita explicaciones, justificación, la que busca una legitimidad, que Freud le va concediendo.

¿Empate a goles? ¿Victoria pírrica? Que cada uno vea y juzgue, pero sobre todo, yo invito a que se vaya al teatro a disfrutar.

Chesterton Review en español, nº 6 ya a la venta

chesterton_review

Ha salido ya el nº6 de la revista Chesterton Review, de la que os hemos hablado en algunas ocasiones. Se trata de una revista importante, que se empezó a editar hace más de 40 años en inglés y ya hay ediciones en italiano, portugués y español.

Toda la información de la iniciativa, contenidos y cómo adquirir el ejemplar está aquí.

Desde el Club Chesterton estamos en contacto con Ediciones Encuentro (el distribuidor español, y a través de ellos con los editores en Estados Unidos, Chesterton Institute) para formalizar una colaboración periódica del club y publicar, bien el contenido de nuestras sesiones, bien críticas, reseñas de contenido chestertoniano, acorde con el carácter de la revista. Os mantendremos informados.

La sesión final de Freud, en Espacio Leer

teatro-espanol-freud-160115Hoy, después de mucho tiempo, he podido, por fin, ir a ver “La última sesión de Freud”. Lo primero, quiero dar las gracias a Maica Rivera, de la Revista Leer. Siempre ha apoyado nuestras actividades, congresos y publicaciones. Ella me ha dado el empujón que necesitaba para ir a verla. Nos ha enviado una convocatoria que no podemos dejar pasar desde aquí:

Encuentro con el equipo de “La última sesión de Freud”. Martes 23 de junio, a las 19 horas; Espacio Leer (Argumosa, 37; patio) con Ignacio García May (traductor de la obra); Eleazar Ortiz (actor, C.S. Lewis) y Alfred Sonnenfeld (doctor en Medicina y en Teología).

Además de a Maica, quiero dar las gracias a los prescriptores. En enero, cuando la obra estaba en el Teatro Español, ya me la recomendaron. Y no pude ir hasta que Maica nos invitó al acto del martes. Es tanta la oferta actual, en todos los órdenes, que uno busca criterios para elegir qué ver, o qué leer. Y uno de los mejores es el de los amigos que te recomiendan algo. Mucho más que los semanarios o suplementos. Los amigos casi no fallan; si además, una obra es recomendada por gente muy diversa, entonces, sí o sí, hay que verla o leerla según se trate. Por eso, también tengo que dar las gracias a mi amigo Gabriel Cortina, el primero que me recomendó la obra. He tardado en hacer caso, pero ha merecido la pena.

Para los que no la hayáis visto, seguirá en cartel hasta el 12 de julio. ¡Merece la pena!

 

 

Pablo D’Ors, próximo autor invitado a nuestro Club Chesterton, ya en el curso 2015-2016

zollingerEstamos preparando las actividades del Club Chesterton para el curso que viene y os anticipamos que tendremos una tertulia con el escritor Pablo D’Ors. Puede que muchos lo conozcáis, otros no; pero es un escritor que merece mucho la pena. Retomamos así los coloquios con escritores como aquel que tuvimos en diciembre 2014 con Natalia Sanmartín y que tanto nos emocionó.

El pasado 3 de junio estuvo presentando Contra la juventud, su ultima novela, en  Majadahonda, en la librería Altazor. Estuvimos presentes Maribel Abradelo y yo. El coloquio fue muy interesante, y allí mismo le invitamos a participar, ya en el curso que viene, en nuestro Club Chesterton, invitación que aceptó generosamente.

No diría que sus novelas sean chestertonianas. El autor cita como sus tres autores de cabecera a otros: Herman Hesse, Milan Kundera y Kafka, pero es tan interesante leerle y escucharle que os animamos a los apasionados por la buena literatura a leer durante el verano alguno de sus libros para preparar el encuentro. Yo me he leído tres de sus libros: Andanzas del impresor Zollinger, El amigo del desierto y Biografía del silencio. Estoy ahora leyendo Contra la juventud, y después, tengo que meterme con El olvido de sí, una biografía en primera persona de Charles de Foucauld (quizá pertenezca a ese género de la llamada “autobiografía no autorizada”, utilizado, por primera vez que yo sepa, por Ray Davies, el cantante de los míticos Kinks).

Hay un aspecto de sus novelas (en Zollinger, concretamente, y en su ensayo Biografía del silencio) que me han recordado mucho a Chesterton. En realidad no es que recuerde a Chesterton; es que ambos escritores asumen una misma visión, cada uno con sus matices, ante la realidad que nos rodea. Preside dicha visión una actitud de asombro y de pequeñez ante la misma; el reconocimiento de algo, más grande y misterioso, que nos precede, que nos convoca. La realidad, el mundo, las personas, la naturaleza son presencia sacramental.

Así que aquí hay materia para el siguiente post.

Os dejo un enlace al blog de Pablo D’Ors y un breve CV suyo, extraido de la web de Galaxia Gutenberg, editorial que ha publicado Contra la juventud.

www.pablodors.blogspot.com

Pablo d’Ors (Madrid, 1963) es novelista, sacerdote, fundador de la asociación Amigos del Desierto, dedicada a la profundización y difusión de la meditación y del silencio y, por nombramiento expreso del papa Francisco, consejero cultural del Vaticano. Ha traducido obras de Elmar Salmann, Franz Jalics y del cardenal Martini. Su experiencia de acompañamiento a enfermos y moribundos se recoge enSendino se muere (2012). Su obra literaria está conformada por la Trilogía del silencio, que incluye El amigo del desierto(2009), la Biografía del silencio (2012), que en dos años alcanzó diez ediciones con 25.000 volúmenes vendidos, y El olvido de sí (2013), en que rinde homenaje a su admirado Charles de Foucauld. Previamente publicó la Trilogía de la ilusión, conAndanzas del impresor Zollinger (2003 y 2013), traducida a varias lenguas y adaptada al teatro en Italia, El estupor y la maravilla (2007), y Lecciones de Ilusión (2008), quizá su obra magna; así como la Trilogía del fracaso, con El estreno (2000),Las ideas puras (2000) y Contra la juventud (2015), posiblemente su libro más personal.

El hombre que fue jueves en cómic, de Chesterton y Marta Gómez Pintado

hombre_fue_juevesEl hombre que fue jueves es, posiblemente, la novela más democrática de Chesterton, lo cual requeriría una explicación, que daré al final, si es que alguno de los pocos lectores llega hasta el final. Ahora toca felicitar a Marta Gómez Pintado (y a Nórdica Libros) por la valentía y el tesón de poner este hombre que fue jueves en un largo cómic, de 162 bellísimas páginas, encuadernadas en preciosa tapa dura.

Los dibujos de Marta son muy eficaces. Aporta la información precisa: sugiere ambientes, cuando lo importante son los protagonistas y sus diálogos; y cuando el paisaje o el entorno urbano entra en juego, no olvida aportar la información concisa, sean edificios de época, árboles y bosques, chimeneas del Londres industrial, o un puerto. En su paleta predominan los grises y el color aparece, como la sal de un buen guiso, en solo su justa medida, ayudándonos a retrotraernos a un Londres industrial, testigo de dos peligros catastróficos: una conspiración anarquista y una invasión de pesimismo modernista.

No es su primer trabajo para Nórdica: en su haber ya tenemos Alicia en el país de las maravillas y El extraño caso de Dr. Jeckyll and Mr. Hyde. Pero ha conservado maravillosamente los rasgos de la novela de Chesterton: disparate, discurso, sorpresa, acción… Eso sí, logrando textos cortos, vivos, dinámicos, lo cual, hablando de una escritura tan farragosa como Chesterton es toda una proeza. La enorme dificultad de llevar esta y otras novelas de Chesterton al cine permiten que ingenios atrevidos y osados como el de Marta Gómez Pintado se arriesgue a dibujar esta novela, que decíamos era la más democrática de Chesterton.

Este concepto de novela democrática no es mío. Se lo oí el pasado 3 de junio al novelista Pablo D’Ors, interesante autor, sacerdote y de estirpe de artistas. Hablaba de su última novela, pero sobre todo, exponía algunas ideas sobre la creación literaria. Pues bien, para él la novela era el género democrático por excelencia, más que el ensayo, donde el autor dice, asienta, afirma, concluye. En la novela se sugiere, se apunta y casi necesariamente, se dejan abiertos los hilos (los mejores autores manejan muchos hilos) y el lector es interpelado, si quiere, a seguirlos.

El hombre que fue jueves deja cientos de hilos; por eso es, a mi juicio, la más democrática de Chesterton. Marta Gómez Pintado los ha recogido, los ha reinterpretado, pero los ha dejado abiertos también. Así que ahora lo bautizo yo como un “cómic democrático”. Gracias, Marta y enhorabuena.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: