G. K. Chesterton

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

G. K. Chesterton - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

10 de octubre: Presentación del nº7 de la Chesterton Review

chesterton_review7Queridos amigos, una vez comenzado el nuevo curso, nuestro Club Chesterton se pone en marcha. Este año, inauguramos el Club con una buena iniciativa. Se presenta el nº 7 de la revista Chesterton Review (edición española).

Lunes, 10 de octubre a las 18:00 horas. Salón de Actos de la Facultad de Humanidades (Paseo Juan XXIII, 6).

Intervendrán en el acto el P. Ian Boyd y Dermot Quinn, del Chesterton Institute for Faith and Culture de la Seton Hall University. El tema será “Chesterton periodista”. Les hemos pedido que traten este tema porque corresponde con el proyecto de traducción de la obra periodística de Chesterton en el que estamos trabajando.

Esperamos veros allí.

Nuevo proyecto del Club Chesterton

The-Collected-Works-of-G-K-Chesterton-Vol-37Queridos amigos: hoy nos toca contaros que nos hemos embarcado en una gran aventura editorial. Va a ser larga, pero esperamos que vaya a dar mucho fruto. Se trata de acometer la traducción de todos los artículos que Chesterton escribió para el periódico Illustrated London News. Fue una colaboración extensísima en el tiempo, que abarcó desde 1905 hasta la muerte del propio Chesteron en 1936. En total, se trata de más de 1500 artículos, que ocupan 10 extensos volúmenes de las Chesterton Collected Works que desde hace décadas viene publicando la editorial Ignatius Press.

Como se trata de una obra hercúlea, comenzar es lo más difícil. Y para ello, hemos tenido la suerte de haber obtenido una colaboración económica que nos permite abordar -al menos, parcialmente- la traducción del volumen 1 (nada menos que ciento veinte artículos). Estamos, en estos momentos, trabajando para incorporar a otras entidades e instituciones colaboradoras, pues el coste de esta obra, tanto humano como económico es muy elevado. Pero no nos cabe duda de que la obra merece la pena.

El potencial de Chesterton está aún por explotar en muchos campos.

 

Se descubrió el misterio, ¿quién mató a Lady Catherine de Bourgh?

mr-collins-played-by-david-bamber-in-pride-and-prejudice-1995MrWickhamfee0b8cc400aecac8e042ef793759a82cbcb8afeColin-Firth-as-Darcy-mr-darcy-20707566-250-264

En nuestra última entrada, comentábamos que,  publicaríamos traducido, por primera vez que sepamos, un artículo de Chesterton (de los miles que aún no han sido traducidos), que trata sobre Jane Austen y las secuelas de sus historias. Todo ello al hilo del Congreso que sobre dicha autora estamos preparando, para febrero de 2016.

El artículo que ofrecemos (solo un extracto, para ir al grano) se publicó en el periódico Illustrated London News (de los USA), el 23 de mayo de 1936, poco antes de su muerte. Se titulaba “Rewriting our novels”, pero lo traducimos libremente por

“¿Quién asesinó a Lady Catherine de Bourgh?”

“Podríamos encontrar un claro ejemplo de este tipo de inversión en Jane Austen. Esa maravillosa comedia, “Northanger Abbey”, gira alrededor de la idea de la heroína que sospecha hallarse ante el misterio de un asesinato, encontrándose después con que se trata solo de una casa rutinaria y moderadamente graciosa. Sería divertido escribirla al revés, de modo que ella pensara, inicialmente, que se trataba solo de una casa rutinaria y descubriendo después que había, de verdad, un asesinato misterioso. Por mi parte, confieso que cerré el libro con dudas siniestras y persistentes sobre el general Tilney, ese hombre tan descorazonador, y sin necesidad de exhumar el cuerpo de su esposa, no puedo desembarazarme de la idea de que, al final y al cabo, fue él quien la mató. Pero la mente se resiste a conformarse con el sabido melodrama de Northanger Abbey; o a seguir mansamente la irónica sugerencia sobre las memorias de la desdichada Matilda. Más divertido aún sería trasladar la atmósfera del crimen a las otras novelas más sosegadamente realistas de Austen. “Persuasión” sería un buen título para una novela de asesinato; especialmente para aquellas que tratan de terrorismo y tortura; y podríamos detenernos a considerar una delicada cuestión, ética y psicológica, en relación a si un crimen verdaderamente cruel hubiera de ser el resultado del “sentido” o de la “sensibilidad”. El problema que suscitaría “Orgullo y prejuicio” es bastante obvio. Lady Catherine de Bourgh es asesinada. Nadie la aventajaba en posición social. Los presentes se sintieron aliviados cuando  abandonó, la primera, el salón en que estaban reunidos. En todos los sentidos, los personajes parecen haber sido hechos para una novela de detectives, del tipo más antiguo y melodramático. La primera sospecha se cierne, por supuesto, en Mr. Darcy (que era, si no recuerdo mal, el sobrino y heredero); una figura solitaria, oscura, bastante impopular por su habitual insociabilidad y su arrogancia inhumana. Sí, la primera conjetura del primer detective consistiría imputar el crimen a Mr. Darcy; posiblemente ayudado, o entorpecido, por Mr. Bingley, como cómplice reacio o indeciso. Gozaríamos con las escenas en las que la policía interroga a Mr. Bennet, cuyas sarcásticas respuestas crean en el detective la duda razonable de si Mr. Bennet cometió el crimen o se arrepiente de su negligencia por no haberlo cometido. La justicia poética quedaría colmada si encontrásemos que, al final, las huellas del crimen nos conducen hasta Mr. Collins, que se rebelaría, así, contra una vida humillante y servil; pero me temo que, en cambio, lo que no quedaría colmada sería la prosaica veracidad de Ms. Jane Austen.

Es obligación nuestra tener esperanza y rezar por las almas inmortales de los hombres, pero, a la vez que desechamos el determinismo detestable de Calvino, albergo la humanamente razonable duda de si Mr. Collins podría llegar a alzarse tanto en la escala moral como para ser un asesino. Aun así, preferiría que el crimen lo cometiese Mr. Collins antes que Mr. Wickham, que es la figura más cercana al villano de las que aparecen en la obra. Mr. Wickham flota por encima de nuestras cabezas con un aire superior de frivolidad y engaño, como un elfo; no podría ser castigado como criminal, salvo quizá, como una especie de carterista aéreo, lo que encajaría con el eufemismo del “ladrón de guante blanco”. Ese guante blanco no sería adecuado para la desagradable tarea de estrangular a Lady Catherine de Bourgh. Esas manitas no estaban hechas para arrancarle sus augustos y torvos ojos. En cualquier caso, por lo que a mí respecta, no sé quién mato a Lady Catherine de Bourgh; más aún, sería exagerado por mi parte aparentar autoridad para afirmar que fue asesinada. Pero hay tanta evidencia para afirmarlo como la hay para mantener un buen número de teorías sobre la evolución, el origen de la moral, estudios de religión comparada y descripciones del hombre prehistórico. Simplemente se me pasó por la cabeza, que parece ser base suficiente para lanzar prometedoras hipótesis científicas. Puede que a algún psicoanalista le dé por reescribir novelas y nos muestre que la aparente debilidad de Mrs. Bennett ocultaba un subconsciente violento o un sadismo psicótico que tarde o temprano acabaría en un baño de sangre”.

Orgullo y prejuicio Z y ¿Quién mató a Lady Catherine De Bourgh?

lady_catherine_de_bourgh

En nuestra última entrada informábamos del congreso sobre Jane Austen que tenemos previsto celebrar en febrero de 2016. En la primera reunión que tuvimos salió, cómo no, el tema de las secuelas de las novelas de Austen; y dentro de ellas, las zombies, que tanto éxito editorial han cosechado. Pero no son, ni de lejos las únicas…

El caso es que el propio Chesterton se planteó, en un artículo que publicó un mes antes de morir, el tema de las secuelas o de la reescritura de las grandes novelas. Y como entonces no se llevaba lo zombie, a él le hubiera gustado reescribir las novelas de ambiente doméstico como novelas de detectives, con asesinato, claro. Como no le daba a tiempo a escribir más, lo que si nos dejó planteado es cómo hubiera resuelto él el espeluznante asunto del asesinato de Lady Catherine de Bourgh.

Así que en la próxima entrada, publicaremos, traducido por primera vez al español, dicho artículo: ¿Quién mato a Lady Catherine de Bourgh? Permanezcan, pues, atentos a sus pantallas.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: