G. K. Chesterton

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

G. K. Chesterton - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Las virtudes “desquiciadas”, una delicatessen de Miguel Temprano

ortodoxiaUna de las frases más brillantes de Chesterton, más citadas y todo un compendio de Historia de las ideas, es aquella que dice:

“The modern world is full of the old Christian virtues gone mad. The virtues have gone mad because they have been isolated from each other and are wandering alone”.

Literalmente, las virtudes “se han vuelto locas”. Pero entonces, encontramos, en la traducción de Ortodoxia de Miguel Temprano para Acantilado, que “el mundo moderno está repleto de antiguas virtudes cristianas desquiciadas“, traducción que, apartándose de la literalidad, expresa, mejor aún si cabe, la idea que Chesterton quiere transmitir y sobre la que gira todo este segundo capítulo.

¡Bravo, maestro!

 

 

Un paseo por el cosmos desde los kioskos pasando por Ortodoxia

A veces, en los kioskos encontramos libros magníficos a precios irrisorios. Por poner un ejemplo, los clásicos de Gredos (unos cien títulos de la colección de griegos y latinos a menos de 10 euros); o magníficas colecciones de novelas de detectives, o libros de divulgación científica.

Sobre estos me voy a detenemateria_oscurar en una colección interesantísima. Paseo por el cosmos, se llama. El primer volumen, “La materia oscura” tiene un precio de lanzamiento a 3,95 euros.

Ahora entraremos en la Ortodoxia de nuestro Chesterton. De esta cosa llamada “materia oscura y energía oscura”, tenía la sola explicación que mis cuñados, profesores física, nos ofrecen en las sobremesas veraniegas sometiéndose gustosos a nuestros interrogatorios. Más interés despertaron después de que el Nobel de Física Higgs estuviera con ellos el pasado año en la Universidad de Oviedo (conste que aún sigo sin entender qué es el bosón de Higgs. Debo decir que lo único que entendí es que lo que se descubrió en 2012 es “compatible” con el bosón de Higgs, que es una construcción teórica; aún se está investigando el alcance del descubrimiento).

A lo que vamos. A mí y a muchos fans de Chesterton nos sigue fascinando el capítulo IV de Ortodoxia. Lo de menos es que hable de hadas, duendes y elfos. Lo realmente sustantivo, a mi juicio, es que era, en su día, una refutación al materialismo y al positivismo científico más chabacano y burdo. Chesterton hablaba del carácter misterioso de la realidad, de lo que vemos y le parecía pueril la pretensión cientificista de tener conocida la realidad y negada toda posibilidad de trascendencia. Estamos antes de 1909. Y héte aquí que Einstein, Planck, Heisenberg… y otros, en los años siguientes nos dicen que ¡caramba!, que no conocemos aún muchas cosas de la realidad. Que se nos escapa.

Y posteriormente, en los años 60 resulta que se empieza a ver que en el universo hay más de un 60% de materia y energía que no se ve, que no se sabe qué es, pero que está ahí. Se le da el nombre, por no saber qué más decir de ella de “energía oscura”, de “materia oscura”. Lo mismo podrían haberla llamado la “materia misteriosa” y la “energía misteriosa”. Básicamente eso es lo que dice Chesterton, aunque este va más allá; para Chesterton hasta la materia que vemos sigue siendo misteriosa. Y misteriosa seguirá siendo, hasta que, al menos, el bosón de Higgs, si de verdad es lo que se predijo, nos aclare algo.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: