Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Graduación de la Primera Promoción de Historia e Historia del Arte CEU

href=”http://estudiandohistoriayarte.files.wordpress.com/2013/06/graduadoshisto.jpg”>

graduadoshisto

Ayer fue un día muy, muy especial. Recibían sus becas de graduados la primera promoción de estudiantes de Historia e Historia del Arte de la Universidad CEU San Pablo. Fueron unas horas plenas de emoción, no siempre contenida a pesar de los ímprobos esfuerzos por mantener el maquillaje en su sitio…

Después de cuatro años, un grupo de jóvenes nos ha demostrado muchas cosas a los que ya nos acercamos a una madurez incuestionable, aunque llena de plenitud. Y esa plenitud se la debemos a chicos como los que ayer se graduaban. Porque en ellos vimos que todo lo que hacemos vale la pena. Vimos cómo la semilla sembrada hace años se ha convertido hoy en un fruto maduro, un gran árbol a cuya sombra nosotros, sus docentes, podemos descansar tranquilos sabiendo que el relevo está más que garantizado.

Pilar, Blanca, Cristina, Angélica, Elba, Juan y Carlos nos han enseñado muchas cosas. Han sido un ejemplo de coraje al decidir estudiar una carrera plenamente vocacional, sabiendo que el mundo de las ideas hay que conquistarlo, para que la verdad triunfe en una sociedad que cada vez tiene menos referentes sólidos. Han demostrado que el esfuerzo siempre tiene su premio. Han derrochados simpatía y cariño en el aula y por los pasillos de la Universidad. Nos han hecho sentir, como decían en uno de los discursos del acto, que los alumnos son parte de la biografía de los profesores. Yo añadiría que, desde el punto de vista profesional, son la parte más importante. Un profesor universitario, por mucho que cuente con un gran curriculum investigador a sus espaldas, si no ha sabido ser auténtico maestro, acompañando a sus alumnos en el camino hacia la verdad, puede considerarse fracasado. Y creo que todos los que asistimos al acto de ayer, y vimos este grupo de jóvenes, grandes historiadores y, por encima de todo, grandes personas, podemos considerarnos orgullosos de este trabajo en el que a veces tendemos más a ver las sombras que las luces. Ayer era como si el lienzo se completara con una luminosidad extraordinaria. La luz proviene de la mirada de esos nuevos profesionales. Una mirada que transmite grandeza, ilusión, empuje y el deseo que late en todo corazón humano: enfrentarse sin miedo a la búsqueda de la verdad. Enhorabuena a todos.

discursoalumnos

Cristina Muñoz-Delgado de Mata me ha dejado publicar el discurso que había preparado para la ocasión; lo escribió en verso, aunque luego leyó la versión prosificada. Me quedo con el primero, porque creo que refleja más plenamente el alma que late en nuestros alumnos.

Un discurso de graduación
Me manda Amalia pronunciar,
Y ante tanta expectación,
¡no sé por dónde empezar!

Comenzaré por los saludos,
Como es natural.
Excelentísimos Presidente, Rector y Decano,
Profesorado excepcional.
Familia, amigos, compañeros,
¡atención! Que sólo acabamos de empezar.

Buscaba incansable la inspiración,
Para esta tarea con acierto desempeñar.
Pensaba y pensaba con dedicación,
Cuando el escudo del CEU, me hizo reflexionar.

Cuatro son los años que hace que empezamos.
Como cuatro son los lados,
Que del símbolo de esta banda
Hoy orgullosos llevamos.

Dos son las formas:
Círculo y cruz.
Tres los colores:
Rojo, verde y azul.

Rojo es el tesón,
De largas horas estudiadas.
De sufridos TFG,
y en el curso…¡20.000 exposiciones realizadas!

Rojo es la ilusión,
La alegría y satisfacción,
De vernos aquí todos reunidos
En nuestro acto de graduación.

Azules son los recuerdos,
¡De tantos buenos momentos!
Azules sucesos e historias,
Que siempre perdurarán en nuestras memorias.

Por último el verde.
¿y qué decir de este color?
Pues, no es “primario” como los otros dos.
Más, ¿es por ello menor?

Verde, es esperanza.
De padres y profesores,
Depositada confianza.
Verde nuestro futuro,
Que hoy, aunque poco seguro,
Emprende el camino maduro.

Es el círculo de nuestro escudo
El mundo.
Mundo en el que seremos,
Luz y referente de muchos.

Es la cruz, la vida.
Que en alegrías y penas se alza.
Sueños, entrega y estima,
Que a todo el mundo alcanza.

Por tanto, tres son las armas,
Que en este escudo se plasman.
Tres, que todos nosotros,
Ensalzamos hoy orgullosos.

Esperanza, recuerdos y tesón,
Han de conformar nuestra cruz.
Tres colores y dos formas,
Que siempre llevarás tú.

Cuatro son los años,
Que hace que empezamos.
Y especialmente, a todos vosotros,
Gracias queremos daros.

¡Gracias familias!
¡Gracias Universidad!
¡Gracias amigos y todos!
Por escucharme con amabilidad.

Categoría: Vida universitaria

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


3 × = veinte cuatro

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: