Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Llegó el momento de elegir carrera tras Selectividad

En pocas horas, todos los estudiantes de la Comunidad de Madrid sabrán cuál ha sido la calificación obtenida en Selectividad /PAU. Será cuestión de minutos calcular la nota media, para saber a qué estudios tienen acceso. Llega el momento de las notas de corte para las diferentes carreras. PAdres, estudiantes, docentes… todo se preguntan: ¿y ahora? Quedan cuatro años por delante, que dependen de la decisión que se tome.

La pregunta que comentábamos en este blog hace unos días, cobra actualidad: ¿es determinante la elección de carrera para el futuro profesional? Y eso, en el caso de que la opción sea la enseñanza universitaria. Porque hay que romper el tópico mantenido durante años, acerca de la imprescindibilidad de obtener un título universitario para “ser alguien”.

¿Cuántos títulos están al fondo del cajón de profesionales que están desempeñando un trabajo que naa tien que ver con lo que dice aquel título? Y no son trabajadores frustrados, todo lo contrario. LA vida universitaria oscila entre cuatro y diez años, en caso de que uno quiera hacer después de los estudios de Grado un Máster y Doctorado.

LA vida profesional es mucho más larga. Quizá haya que explicar a los jóvenes recién salidos de Bachillerato que los estudiso de Grado no van a condicionar su vida para siempre. Un profesional se forja a lo largo de los años, y no solo en el aula universitaria. contribuyen a su preparación las prácticas, los trabajos de investigación, la necesidad de buscar un “trabajillo” para costear sus gastos personales, o satisfacer algún capricho..

Por tanto, ahora llega el momento de escoger lo que se va a hacer durante lso próximos cuatro años. Quitemos ese carácter trascendental que a veces otorgamos a una decisiónq ues e toma con dieciocho años. Yo animo a escoger unos estudios que formen como persona, que resulten atractivos, en los que uno se pueda involucrar al 100 por 100 porque se siente estimulado por los contenidos que estudia.

Después hay tiempo: de Máster, de un primer trabajo que puede ser -probablemente no- el definitivo, de especializarse a través de estancias en el extranjero o de otros estudios de Posgrado…

Hay que tomar decisiones responsables, claro. Pero sin atormentarse pensando que según la casilla que marquemos con X nuestra vida está inexorablemente abocada a un destino que ya no va a depender de uno mismo. Pensemos de verdad que cada uno es dueño, cosntructor y responsable de su propia vida, y que se puede enderezar o rectificar el rumbo muchas veces. Si no, viene la frustración, cuando nos parece que toda nuestra vida vino determinada por aquella casilla que seleccionamos cuando apenas habíamos dejado atrás el Bachilerato

Categoría: Selectividad
  • Javier Guadiana comentó:

    La carrera efectivamente no es determinante. Estoy muy de acuerdo contigo, María.

    Como bien dices, con 18 años las decisiones no suelen ser excesivamente racionales o maduras… Esperar a los 23 para encauzar tu futuro me resulta mejor opción!
    En muchos sectores basta con un año de formación y una empresa en la que practicar durante otro año para empezar un buen camino profesional.
    Ingenieros que terminan siendo directores financieros; periodistas que acaban trabajando en banca; filólogos que se dedican al mundo del social media…

    Sin embargo, quiero dejar mi pequeña aportación diciendo que mientras llega el momento de tomar la decisión de hacia donde tirar (como digo, con 23 años) Las compañías son muy importantes.
    Desde que naciste te han impuesto las relaciones sociales casi en su totalidad… tus familiares estaban antes que tú, el colegio lo eligió tu madre, el campamento, el lugar de vacaciones hasta los 16…
    En este caso no será así (o no debería)
    Durante los años de universidad se forjan relaciones muy fuertes, se mimetizan valores, se inician relaciones labores, se va de fiesta en fiesta y de bar en bar…
    Sin extenderme mucho más, creo que se entiende la idea.
    Mi opinión es que se tiene que dedicar más tiempo del que se dedica en elegir la Universidad y no tanto elegir para elegir la carrera.

    • msaavedra2013 comentó:

      Gracias, Javier. Creo que en vuestra generación esto es mucho más claro que en la mía. Las opciones laborales son infinitas, la diversidad es cada vez mayor, y probablemente el chico/a que hoy empieza una carrera, cuando la termina se encuentra con multitud de opciones profesionales que ahora apenas comienzan a desarrollarse. Estamos plenamente de acuerdo

  • Milagrosa Romero Samper comentó:

    Precisamente, y aunque pueda parecer que “barro hacia adentro”, lo que buscan hoy las empresas, más que una serie de conocimientos técnicos muy especializados que pronto quedarán obsoletos, es gente con valores y capacidad de relacionarse y tomar decisiones evaluando diferentes variables, espíritu de análisis y flexibilidad. Algo que proporcionan las aparentemente poco “lucrativas” carreras de letras.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


+ cinco = 13

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: