Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

El español “motor de desarrollo inteligente” según Wert

cervantesEn la clausura de la Reunión anual de Directores del Instituto Cervantes, el Ministro Wert, hizo varias alusiones -no podía ser de otra manera en ese contexto- a la importancia del español como fuerza que unifica a una gran comunidad lingüística.
Más ambicioso aún se mostraba el Ministro: no sólo somos una gran comunidad lingüística, sino que debemos seguir trabajando para llegar a constituir una gran comunidad cultural. Coincido plenamente con el Ministro en este punto. Él llegó a decir que “el español supone el 11% de nuestro PIB”.
Pero sin entrar en cifras o estadísticas, lo cierto es que los hispanohablantes repartidos por el mundo podemos construir una fuerza cultural cuya riqueza varía precisamente en la pluralidad. Una lengua nos une, multitud de construcciones culturales nos enriquecen.
ES-Cadiz-Cumbre-IberoamericanaHace unas semanas se ponía en marcha una de las iniciativas propuestas en la última Conferencia Iberoamericana de Cultura (Salamanca, 2012): el Observatorio para la Cultura Iberoamericana, fruto de la Cumbre de Cádiz. Para los que creen que las Cumbres Iberoamericanas están llamadas a desaparecer, Cádiz supuso un aliento, un empujón obligado reinventarse, tanto las Cumbres como la propia Comunidad de Estados Iberoamericanos.
Fue Buenos Aires el escenario de la primera reunión del Observatorio. En el encuentro, celebrado los días 27 y 28 de mayo, participaron representantes de 19 países iberoamericanos, y tres organismos internacionales como observadores.
habló el Secretario de la OEI, Álvaro Marchesi, sobre iniciativas culturales, y justificó la creación del Observatorio señalando que “en los últimos tiempos ha habido un interés creciente, que incluye a la propia OEI, por encontrar formas integradoras. La razón fundamental para ello es que nos hemos dado cuenta de que vivimos una paradoja: por un lado, la cultura aporta una buena parte del desarrollo económico y social de nuestros países, pero por otro lado, el apoyo de los poderes públicos y los recursos no está en sintonía con esta fuerza. Es por eso que hemos buscado la manera de visibilizar la fuerza de la cultura y mejorar nuestra estadísticas”.
RodóHace exactamente 100 años, el uruguayo José Enrique Rodó, uno de mis escritores de cabecera, editaba un magnífico libro, que recogía muchos de sus artículos: El Mirador de Próspero. En uno de ellos, titulado significativamente Magna Patria, hablaba de la necesidad de reunir a todos los iberoamericanos bajo una bandera cultural. Era un iberoamericanista convencido. Y lo era hasta tal punto, que en su correspondencia con autores españoles de la generación del 98, que aún se lamían las heridas causadas por el desastre de Cuba, consiguió generar ese mismo sentimiento iberoamericanista. Altamira, Unamuno, Juan Ramón… se cartearon con el uruguayo, y me atrevería a afirmar que a través de su pensamiento y sus escritos intuyeron que la regeneración de España pasaba por recuperar los elementos compartidos con América.
En un breve artículo publicado en 1915, decía Rodó que el pasado “implicaba un carácter, un abolengo histórico, un organismo de cultura, y para concretarlo todo en su máxima expresión: un idioma.”
El reciente encuentro en Buenos Aires tiene ciertas resonancias rodonianas. También las tenían las palabras de Mario Vargas Llosa al referirse al Premio Nobel de Literatura con que se le distinguió en 2010, y decir que lo consideraba un galardón al idioma español. Con Vargas Llosa, todos nos sentimos un poco más españoles y un poco más americanos.

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


− 1 = seis

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: