Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Europa entra de lleno en la Universidad CEU San Pablo: Doctorado Honoris Causa para Van Rompuy

maria-saavedra María Saavedra Inaraja

El viernes 13 de diciembre marca una nueva etapa en la Universidad CEU San Pablo. Profesores y alumnos hemos compartido uno de los actos más solemnes de la vida universitaria: el nombramiento de un nuevo Doctor Honoris Causa.

En mi opinión, la propuesta que partió del Instituto CEU de Estudios Europeos, no puede ser más acertada. Hermann Von Rompuy, primer presidente electo del Consejo de Europa, y actualmente en su segundo mandato, forma parte desde hoy del Claustro de Doctores de nuestra Universidad. ceremonie_honoris_causa2

Un convencido europeísta al frente de uno de los organismos de la Unión Europea, precisamente en este momento en que la integración europea atraviesa una de las peores crisis de su historia. Fuerte e importante apuesta por parte del CEU.

El nuevo Doctor ha sido apadrinado por Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español. El acto, solemnísimo como corresponde a la institución y a sus protagonistas, deja en nuestra Universidad una huella importante, y sobre todo nos regala un nuevo miembro de la comunidad universitaria que es un referente para todos aquellos que siguen creyendo que una Europa unida es posible, y que no se limita a un mercado o una moneda única.

adenauer

Sólo quedó una vía para salvar nuestra libertad política, nuestra libertad personal, nuestra seguridad, nuestra forma de vida, desarrollada desde hacía muchos siglos, y que tenía como base un concepto cristiano y humano del mundo: una firme conexión con los pueblos y países que tengan las mismas opiniones que nosotros sobre Estado, Persona, Libertad y Propiedad.” (K. Adenauer, Memorias, 1945-53)

Europa renació de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, y sus re-fundadores no se conformaban con una mera unidad de mercado o de explotación económica compartida. El discurso de Van Rompuy ha retomado las ideas que movieron a los Padres de Europa a creer que era posible comenzar de nuevo. Así, desde la mención a Carlos I como primer europeísta, hasta Adenauer que con De Gasperi y Schuman sentó las bases de la difícil reconciliación de posguerra. Y fueron mucho más allá. Realmente creían en la posibilidad de una integración de Europa basada en una identidad común: una historia, unos valores seculares que la han ido forjando desde que el Imperio Romano sentó las bases jurídicas y el cristianismo empapó ese Derecho de respeto a la dignidad de las personas.

El discurso completo del Presidente del Consejo de Europa puede consultarse en el enlace: http://www.consilium.europa.eu/uedocs/cms_data/docs/pressdata/en/ec/140080.pdf

En este Blog dedicaremos próximas entradas al estudio de la realidad histórica de Europa, precisamente partiendo del análisis de las palabras de Hermann Van Rompuy en la Universidad

María Saavedra Inaraja es profesora de Historia en la Universidad CEU San Pablo

 

 

 

El cine y la Historia

A partir de ahora, en el Blog irán apareciendo comentarios y recensiones sobre películas de tema histórico. Es muy frecuente que docentes y alumnos nos preguntemos acerca de la conveniencia o o de utilizar el cine como fuente histórica, o como complemento visual al estudio de la Historia.

Comenzamos con una entrada de la Doctora Cristina Barreiro Gordillo, que propone un listado de películas relacionadas con diversos temas de nuestra Historia. Ella misma lo plantea como un punto de inicio para la enriquecedora discusión en torno al cine y la historia.

 

El Patriota.

La inglesa y el duque (Eric Rohmer, 2001)LA INGLESA Y DUQUE

Los duelistas.

-Napoleón (Abel Gance).

Los Duelistas.

Waterloo.

-El conde de Montecristo (hay varias versiones cinematográficas y televisivas, basadas en la novela de Alejandro Dumas).

El destino de Sissi de Ernst Marischka (1957).

El Gatopardo (1963) de Luchino Visconti.

-El húsar en el tejado (1995).

La carga de la Brigada Ligera (1936, Errol Flynn)

La última carga (Tony Richardson ,1968).

-Suez (1938, Allan Dwan).

Germinal.

Las cuatro plumas (2002) de Sheklar Kapur basada en la novela de E.W.Mason. Primera versión de 1939

55 días en Pekín.

El joven Winston (1972). Dir. Richard Attenborough.

Oliver Twist (1948) de David Lean.

El viento y el león (1975).

-Lawrence de Arabia de David Lean (1962) Prot. Peter O´Toole.

Senderos de Gloria.

sinnovedad

-Sin novedad en el frente (1930). Dir. Lewis Minestone

Doctor Zhivago.

El Acorazado Potemkin.

Reds (Rojos) 1981. Dir. Warren Beatty.

Novecento (1976). Dir. Bernardo Bertolucci.

El reinado del mal (desde la juventud de Hitler hasta 1933). Dir.Christian Duguay.

Cabaret (1972). Dir. Beb Fosse.

El joven Mussolini (con Antonio Banderas).             .

Mc Arthur, el General rebelde.

Hitler. Los últimos días. (1973). Prot. Alec Guinnes.

-Escarlata y Negro (1983).

 

Cristina Barreiro Gordillo es Profesora de Historia Contemporánea de España en la Universidad CEU San Pablo

Mandela: el hombre, no un mito

maria-saavedra  María Saavedra Inaraja

Madiva se ha ido; descansa en paz, Mandela; nos deja un hombre de paz… Mucho se ha escrito en las últimas 48 horas sobre la figura de Nelson Mandela.mandela

De todo lo que he leído, hay algo que me ha resultado terrorífico: Arnaldo Otegui escribe una carta de despedida al líder sudafricano, y en ella dice: “Desde Euskal Herria solo tenemos una cosa que decirte: estés donde estés, sonríe junto a nosotr@s, ¡porque la lucha sigue!”. No hay palabras que describan la inmoralidad de este comportamiento.Traigo a colación a una persona que no debería tener cabida en este blog, precisamente porque me interesa resaltar la importancia de no construir mitos cuando las personas tienen una grandeza real que va mucho más allá del mito.

El siglo XX está cuajado de mitos: desde Marilyn hasta el Che Guevara, por poner dos ejemplos radicalmente diferentes. Pero coinciden en algo: son iconos que han trascendido la realidad de la persona de carne y hueso. Se convierten en ideales, en referentes que nunca serán modelos, porque en ellos se mezcla un poco de realidad con mucho de idealización.

Nelson Mandela era un ser de carne y hueso. Carne y huesos que sufrieron muchos años de cárcel; carne y huesos que durmieron en el suelo, que lucharon hasta la extenuación por la causa de la dignidad y la libertad. Carne y huesos que acabaron con el Apartheid, una de las peores manchas que oscurecen el pasado siglo XX. Y es que el siglo XX ha sido testigo de lo peor del hombre (campos de exterminio, gulags…) y que han visto levantarse también resplandecientes luces… que no podemos convertir en mitos, en leyendas, en situaciones ideales, que se admiran pero no se transforman en ejemplos a seguir, son demasiado etéreas, demasiado irreales.

Francois Pienaar

No juzgo al estadista Mandela, no tengo suficientes datos acerca de su gestión como presidente de Sudáfrica. Pero sí creo que debemos ver al hombre que consiguió que un país acabara con una situación que parecía haberse enquistado, que no tendría final. Y lo tuvo. El Apartheid hoy es Historia.

El pasado día 22 de noviembre se cumplían 50 años de la muerte de Kennedy. Como decía Charles Powell, con el magnicidio de Dallas moría un sueño de lso americanos: el joven presidente, con sus discursos y su actitud, en apenas dos años -siguiendo a Powell- consiguió que los americanos creyeran que cualquier cosa que se propusieran se lograría. Alrededor de Kennedy se ha generado un mito; es lógico, pues sus palabras, sus actitudes, generaron expectativas que fueron abortadas en Dallas hace 50 años.

Pero en el caso de Mandela no necesitamos al mito. Necesitamos al hombre. Un hombre que es referente, que puede ser modelo de hombres. Que demuestra que la resistencia civil sin el apoyo de la violencia puede cambiar muchas cosas.

Descansa en paz, Nelson Mandela. Y que sean muchos los hombres y mujeres de este mundo que sigan creyendo en que no hay imposibles cuando se quiere cambiar el rumbo de la HUmanidad

María Saavedra Inaraja es profesora de Historia en la  Universidad CEU San Pablo (Madrid)

 

 

 

 

 

La belleza de la Verdad

nachobolivar1

   Ignacio Bolívar Tejedo

Con motivo del año de la fe promovido por Benedicto XVI, la Delegación de Cultura de la Diócesis de Madrid planteó una interesante iniciativa a fin de dar a conocer las verdades de fe a través de nuestro rico patrimonio artístico. El resultado fue “El credo en imágenes”, un precioso proyecto que ya ha quedado expuesto en este blog, así que no nos entretendremos en ello. El asunto que aquí nos trae, fue la visita que se organizó al Museo del Prado el pasado 23 de abril desde Pastoral y a la que estaban invitados alumnos y profesores.

 El objeto de la guía era seguir el itinerario propuesto por “El credo en imágenes” a través de una selección de obras que abarcaban desde frescos románicos del siglo XII hasta lienzos barrocos del XVI, incluyendo autores tan destacados como Juan de Flandes, Tiziano o Fray Angélico. Aunando conocimientos en una armonía de disciplinas (teología, historia, historia del arte…) fuimos desglosando cada sentencia del credo a través de la rica iconografía de las obras.

ultima cenaLa experiencia fue estupenda, pues no puede negarse el disfrute que todos experimentamos al contemplar, y descubrir, las complejas verdades de nuestra fe a través de la riquísima tradición artística que hemos heredado. Sin embargo, nuestra visita al museo no solo fue estupenda, sino además maravillosa, dado que  desde el principio más que una experiencia cultural, fue una convivencia en la fe.

frangelico

En la actividad estuvimos alumnos y profesores, pero de una manera muy especial quisiera resaltar la presencia de varios hijos de estos últimos. Ciertamente, eran niños en su más plena infancia, que caminaban entre la ternura y la picaresca típicas en todos los niños comprendidos entre los cinco y los diez años de edad. Sin duda ellos hicieron que una reunión de alumnos y profesores se convirtiera en todo un evento familiar, y empleo esta palabra porque verdaderamente se sintió ese “calor” que se siente en la familia de la fe, cuya cabeza es Cristo y cuya madre la Iglesia.

roger-van-der-weyden-el-descendimiento

El arte que estuvimos viendo ciertamente era precioso, y su mensaje complejo y muy profundo. Sin embargo, la verdadera belleza la hallamos no en los cuadros, sino en los rostros de quienes los contemplaban. Al mirarnos los unos a los otros, podía vislumbrarse en los ojos de todos una profunda mirada de conciliación que hizo de nosotros algo muy distinto a los muchos grupos que dan vueltas por el museo… nosotros éramos una comunidad.

La reseña de nuestra visita yo la escribo en este papel, pero antes la leí en los rostros de cada uno de los que fuimos. En los de nuestros profesores y el capellán, una emocionada mirada de complacencia y orgullo al ver crecer a sus hijos y alumnos. En el de dichos alumnos, entre los cuales incluimos a los dos guías de la visita, una irrefutable expresión de felicidad al enseñar, aprender, comprender, compartir y sobre todo convivir. Y en los inocentes rostros de los niños, una enternecedora mirada ante lo nuevo. Mirada provocada por un verdadero “asombro” ante la belleza de la Verdad.

f87-el-buen-pastor-murillo

Más allá de mirar y escuchar, lo que hicimos en el museo fue “contemplar” las verdades de fe no tanto en el arte de las paredes, sino en el “arte de vivir”, plenamente, tal y como nuestra fe nos lo propone: en Comunión. A todos los que hicieron esto posible, y a todos los que asistieron a tan inesperado encuentro con el Misterio, gracias.

Ignacio Bolívar Tejedo es Estudiante de curso 3º de Historia e Historia del Arte en la Universidad CEU San Pablo

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: