Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

2 de enero, concluye la recuperación de España

maria-saavedra

 

María Saavedra Inaraja

Profesora de Historia. Universidad CEU San Pablo

 

Hoy conmemoramos que hace 521 años los Reyes Católicos entraban en la ciudad de Granada, capital del reino nazarí y último reducto oficial del Islám en la Península Ibérica.

rrcc granada

Cerca de ocho siglos antes, el reino visigodo de España fue atacado, invadido y ocupado por los musulmanes procedentes del norte de África, apoyados por una de las facciones de la lucha interna que se desarrollaba en España. Primero fueron los moros africanos, pero después seguirían diferentes pueblos islámicos, hasta que se llegó a constituir un emirato y después un califato independiente, lejanos ya los días de Ibn Muza y Tarik.

Los visigodos, al igual que otros reinos de los comúnmente llamados “germánicos”, habían creado institucionalmente un reino en el solar peninsular una vez que la Roma de Occidente se desintegró y el poder imperial daba paso a los poderes locales.

Nadie duda de la antigüedad del reino franco, y sin embargo no todos tienen claro que existió un reino español que el año 711 desaparecía bajo la presión musulmana y las divisiones internas. Pero existió: una cultura, un derecho, un rey (primus inter pares, como en el resto de los reinos medievales), y todos los elementos necesarios para considerar la existencia previa de un estado anterior a la etapa islámica.

Pronto surgieron núcleos de resistencia que se  fueron transformando en focos de reconquista desde el norte de la Península. En algunos momentos la reconquista militar avanzaba con fuerza acompañada de su proceso de repoblación. Mucho tuvieron que ver en este proceso las órdenes militares de creación española (porque España existía en esos focos que recibían los nombres de los territorios que asumían la iniciativa reconquistadora: Castilla, León, Aragón… serán “las Españas” que integrarán la monarquía de los Reyes Católicos).

Otros momentos ciertamente fueron testigos de una proceso militar algo tibio, roto por hitos de excepción, como las Navas de Tolosa (1212), o la Batalla del río Salado (1340), donde combatió el último rey Alfonso anterior a nuestra Historia contemporánea. Igualmente cabría destacar actuaciones heroicas en la defensa de España (Castilla, pero España al fin y al cabo) como la de Guzmán el Bueno en la defensa de Tarifa, precursor de los grandes militares que España tendría en los siglos posteriores: Gonzalo de Córdoba, Juan de Austria, Fernando Álvarez de Toledo, Alejandro Farnesio, y tantos otros que lucharon por su rey en territorio peninsular y en los campos de batalla europeos.

En el siglo XV España parecía querer terminar de resurgir de una compleja y fragmentada historia de ocho siglos. La reforma eclesiástica iniciada por Juan II, adelantándose casi un siglo a Lutero, y sin  dejarse arrastrar por la tentación de una ruptura con Roma; las navegaciones intrépidas de los marinos andaluces por el Mediterráneo y el Atlántico donde las islas Canarias servirían de experiencia para la gesta americana; no faltaron las luchas y divisiones internas que en ocasiones hicieron de los reyes verdaderos muñecos en manos de las grandes familias nobiliarias.

Pero el despertar definitivo llegó con el matrimonio de dos jóvenes príncipes: Isabel de Castilla y Fernando de Aragón unían sus vidas en vínculo sacramental el año de 1469. Una boda que no estuvo exenta de dificultades y elementos algo aventureros. Pero que suponía el inicio de  la consumación de la unidad nacional.

rrcc

Tras superar una guerra civil en Castilla que cuestionaba la legitimidad de Isabel, ambos príncipes asumían la corona real en sus respectivos reinos de Castilla y Aragón . La unión matrimonial había sido concebida por los jóvenes príncipes como el inicio del camino hacia la reunificación de una nación que remontaba sus orígenes al siglo VI, cuando Leovigildo acabó con la presencia del reino suevo, Recaredo renunciaba a la versión arriana del cristianismo y ponía el trono y el pueblo bajo la fe católica y, algo más tarde, Chindasvinto y Recesvinto consumaban la unificación jurídica con el Libro de los Jueces (654).

El proyecto de los Reyes Católicos pasó por diversas etapas, y uno de los hitos más importantes es el que hoy conmemoramos. Isabel tenía claro que, como reina de Castilla, debía culminar el proceso reconquistador de sus antepasados. Y así, posterga toda acción política a la rendición del reino islámico de Granada, que se había consentido por constituir una fuente de ingresos para la corona castellana, en su papel de reino tributario. Pero Isabel prefería prescindir de las ventajas económicas que esa situación generaba, y devolver la identidad hispánica y católica a todos los territorios que antaño formaron parte del reino visigodo.

Para demostrar el empeño de la reina en su campaña granadina no nos hace falta recurrir a leyendas tan gráficas como falsas, tal es el caso de la famosa camisa que supuestamente decidió no reponer mientras quedara una ciudad del reino en manos islámicas. Nos basta saber de la construcción de Santa Fe, ciudad que quiso simbolizar en la vega de Granada que los ejércitos españoles no se retirarían hasta que las llaves de la ciudad le fueran entregadas. Santa Fe, esa ciudad de adobe, el el símbolo de la tenacidad, además de constituir el primer hospital de campaña de nuestra historia, y ser la base de operaciones donde se ensayan las formas de los ejércitos modernos. Y poco más tarde, sería escenario de las capitulaciones que abrían el paso de España a América.

Y así, el dos de enero del año de 1492, pleno de sucesos que marcarán decisivamente la historia posterior de España, los Reyes de las Españas, Isabel y Fernando, entraban en la ciudad de Granada de la que tomaron posesión, finalizando así la centenaria presencia del Islám en la Península. Esta realidad cobra toda su fuerza si volvemos los ojos a lo que sucedía en ese momento en el otro extremo de esa Europa que fue denominada La Cristiandad: en 1453 los turcos otomanos habían tomado la ciudad de Constantinopla y penetraban hacia el corazón de Europa. La situación de una tenaza amenazante sobre la Europa cristiana fue conjurada al menos en su extremo occidental con la recuperación para el cristianismo del reino nazarí.

A partir de ahí, los Reyes Católicos podrán continuar con su proyecto nacional, y se encontrarán incluso con retos nunca soñados. Un marino de misterioso origen deambula desde 1485 por la corte castellana tocando puertas a la espera de que los reyes aprueben un plan algo fantástico consistente en alcanzar las Indias navegando “contra poniente”. Llegaba la hora colombina… pero esto es otra historia.

 

 

 

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


uno − = 0

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: