Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Participamos en el “Último viaje de la fragata Mercedes”

El último viaje de la fragata Mercedes. La razón frente al expolio.

 

 Se recuerda la labor de la Armada española en la protección de nuestro patrimonio, especialmente en lo que se refiere al patrimonio arqueológico subacuático, del cual España es la primera potencia mundial 

Gonzalo Maestre Maroto

El pasado jueves, los todavía Príncipes de Asturias inauguraron la nueva exposición temporal del Museo Naval, que estará abierta al público hasta el próximo treinta de noviembre bajo el nombre,  El último viaje de la fragata Mercedes. La razón frente al expolio.

 cartel-exposicion fragata

En esta exposición, Historia y actualidad se entrelazan, pues se realiza un interesante análisis histórico sobre la fragata Mercedes, la misión que se encomendó a la flotilla de la que formaba parte, así como el trágico final de esta embarcación. Pero además, se hace hincapié en la importante actuación que se ha realizado desde España para que el llamado “tesoro de las Mercedes” haya sido devuelto a nuestro país.

Pues bien, si nos remontamos a inicios del siglo XIX, España se encontraba ligada a los intereses de la Francia de Napoleón desde el Tratado de San Ildefonso de 1796. Francia, por su parte, estaba enfrentada militarmente a Gran Bretaña, por lo que, en consecuencia, ésta pasaba a ser rival de España. Sin embargo, con el Tratado de Amiens de 1802,  Francia y Gran Bretaña alcanzaron la paz. España no dudó en suscribir dicho tratado con el mismo fin, logrando además que le fuera devuelta definitivamente Menorca, en ese momento en posesión Británica.

Fue entonces cuando desde el gobierno de España, con Manuel Godoy a la cabeza, se consideró que era el momento idóneo para traer a la península  caudales de América, pues España no tenía por qué temer un ataque inglés. Con esta intención, una flotilla, al mando de José Bustamante, pretendía llegar a la Península, portando principalmente caudales del Virreinato del Perú. Se trataba por tanto, de una misión de Estado, hecho fundamental, pues en estos años de litigio jurídico, se ha querido demostrar; y se ha conseguido, que la fragata de Nuestra Señora de las Mercedes era un buque de estado.

Sin embargo, a pesar de que España estaba en paz con Gran Bretaña, el 5 de octubre de 1804 tuvo lugar el enfrentamiento trágico, el combate del cabo de Santa María. Una flotilla inglesa, con órdenes de conducir a la flotilla española hasta Inglaterra, usando incluso la fuerza si era preciso;  hizo detenerse a las embarcaciones españolas. Los ingleses, tras recibir la negativa de José Bustamante, que sin embargo había emplazado al oficial inglés a volver posteriormente a informar a todos los oficiales españoles reunidos en consejo, no dudaron en disparar, iniciando así un combate en el que sería hundida la fragata Mercedes, al recibir un impacto de cañón en el polvorín del barco, muriendo cerca de 250 hombres. Los otros tres barcos de la flotilla, fueron apresados. Su carga y las propias embarcaciones fueron confiscadas, mientras que la tripulación pudo regresar a España al ser canjeada. Especialmente trágico fue este suceso para el Capitán de Navío Diego Alvear, ya que su mujer y siete de sus ocho hijos fallecieron, pues iban en esta embarcación.

maqueta mercedes

Maqueta de la Fragata Nuestra Señora de las Mercedes realizada en el Museo Naval

El interés de este hecho histórico no es menor que el que puede suscitar el posterior contencioso entre el Estado Español y la empresa cazatesoros Odissey. Es de destacar cómo, mediante la vía legal, se ha logrado demostrar que aquella embarcación era un buque del estado español, cuya mercancía se dirigía a España. Para ello, ha sido fundamental la presencia y estudio de los distintos archivos históricos españoles para probarlo, logrando así que  en el 2012 los tribunales norteamericanos diesen la razón al gobierno español.

La exposición cuenta con numerosos objetos de gran valor, destacando una reproducción histórica de aquella fragata, así como una parte de las monedas transportadas en la fragata, que también pueden verse en el Museo Arqueológico. Además, al final del recorrido, se proyecta un vídeo en el que se recuerda la labor de la Armada española en la protección de nuestro patrimonio, especialmente en lo que se refiere al patrimonio arqueológico subacuático, del cual España es la primera potencia mundial.

En definitiva, la exposición de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes documenta perfectamente un acontecimiento histórico, pero también, nos muestra cómo el Estado Español ha sabido hacer que prevaleciese la razón, argumentada con el peso de la verdad histórica, frente al expolio. Para ello, como decimos, ha sido y es fundamental la labor de la Armada española para conservar el patrimonio de todos los españoles.

Gonzalo Maestre Maroto estudia 3º de Historia en la Universidad CEU San Pablo 

Toda la información disponible en:

http://fmercedes.fundacionmuseonaval.com/

 

 

Jornadas Preuniversitarias: “Forma parte de la Historia” (24 y 25 de junio 2014)

JORNADAS CEU PREUNIVERSITARIAS

(Dirigidas a estudiantes que han terminado 2º Bachillerato)

“FORMA PARTE DE LA HISTORIA”

24 Y 25 DE JUNIO DE 2014

 

PROGRAMA:

MARTES 24 DE JUNIO

Sesión 1ª: 10.00 h: El documental históricoPonente: Alfonso Bullón de Mendoza

Proyección de documental dirigido por profesores de Historia de la Universidad CEU San Pablo. Charla coloquio: el historiador, asesor y co-guionista de documentales históricos. El auge del cine histórico (películas y series de TV)

logo_mitos

 Sesión 2ª. 11.30 h: La guerra en la historiaPonente: Luis E. Togores Sánchez

Un especialista en historia militar acerca la realidad de la estrategia y la técnica militar al aula. En el año que Europa recuerda la Gran Guerra, dejamos los libros y nos sumergimos en las vidas reales de los soldados que combatieron en las dos guerras mundiales.

Sesión 3ª: 12.30 h: Cómo mirar una obra de arte. El Expolio. Ponente: María Rodríguez

400 El Greco 2014. En el  IV Centenario de la muerte del pintor, una especialista en Historia del Arte enseña a ver lo que el artista quiere transmitir con su obra. Descubrir los elementos que la mirada del historiador del arte debe valorar  e interpretar.

 

MIÉRCOLES 25 DE JUNIO

Sesión 4ª 10.00 h: Arqueología y arqueología experimentalPonente: Hipólito Sanchíz Álvarez de Toledo excavando

Experiencias en una excavación en Israel. El trabajo posterior del arqueólogo.

Sesión 5ª 11.30 h: “Vamos a contar historias! Ficción histórica: cómo hacer un microrrelato.” Ponente: Milagrosa Romero Samper

Cada personaje, cada hecho histórico… tiene detrás pequeños relatos. Aprender a confeccionar un relato a partir de documentos de archivo es todo un reto.

Lugar: Universidad CEU San Pablo. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación (Pº Juan XXIII, nº6. Metro: METROPOLITANO)

Inscripción gratuita. Imprescindible confirmar asistencia en msaavedra@ceu.es

 

Un rey iberoamericano. Don Juan Carlos y la Comunidad Iberoamericana de Naciones


maria-saavedra

“El Rey … asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica” (Constitución española, art. nº 56) 

María Saavedra Inaraja

Estaba previsto comenzar la semana en este blog con una entrada sobre los estudios de historia, la prueba de acceso a la universidad, y la excelencia académica.

Pero a todos se nos han roto los esquemas esta mañana con la noticia resumida en una frase, que hemos visto escrita en todos los medios españoles apenas pasadas las 10.30 h: “he decidido poner fin a mi reinado y abdicar la Corona de España.” Don Juan Carlos I, igual que hiciera su abuelo, el rey Alfonso XIII, pone fin a su reinado. Las circunstancias -pese a lo que algunos se empeñen en hacernos creer- son infinitamente diferentes. Y, por tanto, muy distintas serán las consecuencias. Al frente del Estado vamos a tener a otro hombre preparado desde la infancia para guiar el timón de este barco llamado España, ahora algo maltrecho, pero que ha navegado aguas mucho más turbulentas y ha salido de ellas.

20140602_Rey_2

Entre las muchas líneas que se van a escribir, no dudo que habrá incontables referencias a Iberoamérica.  Pero ese es el prisma desde el que voy a abordar estas reflexiones. Como historiadora y como americanista.

Hace apenas unos días, fui invitada a participar como ponente en unas Jornadas organizadas por la Fundación Institucional Española y la Universidad Complutense, celebradas en la Casa de América. El título no puede ser más oportuno: “España e Iberoamérica: una política de Estado. El protagonismo de la Corona“.

Mi ponencia tal como me propusieron los organizadores) se centraba  en  Los cinco principios de la política iberoamericana de España. Estos principios, que fueron definidos por el rey desde sus primeros momentos en en trono español eran los de interdependencia, credibilidad, continuidad, indiscriminación y comunidad.

No se trata ahora de extenderme en lo que fue media hora de exposición. Pero sí quiero resaltar algunas ideas que entonces se platearon.En primer lugar, el hecho de que la política iberoamericana del titular de la Corona viene señalado por nuestra Constitución, en su art. 56:

“El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica 

La Constitución se lo exige, pero ya el Monarca había hecho suya esa obligación, cuando realizó su primer viaje fuera de España como Jefe de Estado a República Dominicana. Y en un encuentro con representantes del Congreso venezolano, en Caracas, el 9 de septiembre de 1977, el rey ya mencionaba cuáles serían esos cinco principios sobre los que se iba a articular la política española con “las naciones de su comunidad histórica”.

Hace cien años, Miguel de Unamuno afirmaba que en España existía un gran desconocimiento de la realidad americana. Se lamentaba don Miguel en 1904: “La verdad es que aquí no nos interesamos gran cosa por lo que a América respecta, hasta tal punto, que la inmensa mayoría de los españoles que pasan por ilustrados ignoran los límites de Bolivia o hacia donde cae la República del Salvador, ni los americanos sienten ganas de venir acá.”

Hoy muchas cosas han cambiado. A lo largo del siglo XX las relaciones de España y las repúblicas americanas han sido complejas, como compleja ha sido la situación política a ambos lados del Atlántico. Con el regreso de la democracia a nuestro país, se retomó –con sosiego, con prudencia, evitando falsas hegemonías-, la idea de comunidad iberoamericana. Se articula en torno a esos cinco principios que, lejos de ser inmovilistas, han ido generando fórmulas diferentes, creativas, adaptadas al transcurrir del tiempo.

Los propios discursos de tema americanista de don Juan Carlos mantienen el espíritu, pero han variado  las formas desde aquellos momentos iniciales de su reinado.

Considero paradigmáticos de esta evolución  dos aniversarios que, de alguna manera, han generado especial interés por la realidad iberoamericana y que, a la vez, han desarrollado maneras diferentes de acercarse a la gestación de un espíritu de alianza.

Se trata de la conmemoración del Descubrimiento de América en 1992, y de la conmemoración de los Bicentenarios de las Independencias de la América continental, en la que nos encontramos inmersos desde 2009, y se mantendrá viva al menos hasta 2024, aniversario de la Batalla de Ayacucho. Los años transcurridos entre ambas conmemoraciones permiten apreciar la  evolución de la política española hacia Iberoamérica, igual que la respuesta de las naciones americanas ante esa política.

ES-Cadiz-Cumbre-Iberoamericana

Cumbre Iberoamericana de Cádiz. 2012

Y el resultado, la formación y consolidación de un proyecto que podemos considerar fue una apuesta casi “personal” de nuestro monarca: la Comunidad Iberoamericana de Naciones. No se ha quedado en mera declaración de intenciones. Se ha plasmado en la celebración de las 23 Cumbres Iberoamericanas de jefes de Estado y de Gobierno, celebradas anualmente desde la primera, en Guadalajara (México) de 1991. En la Declaración Final de aquella primera Cumbre se afirmaba como propuesta a futuro:  “La celebración de estas reuniones permitirá avanzar en un proceso político, económico y cultural a partir del cual nuestros países podrán lograr juntos una mejor y más eficiente inserción en un contexto global en plena transformación.”

Así ha sido. Y el rey, como Jefe de Estado, ha tenido un papel protagónico, que ha mantenido la continuidad en entornos políticos cambiantes.

felipe-de-borbon-cumple-43-anos-imagen1

Y esa continuidad es la que la institución monárquica asegura. Alguien dijo que, mientras un presidente de república de la noche a al mañana construye un parque, un rey planta la semilla de un bosque; el monarca no verá el fruto, pero la sombra de sus árboles servirá de refresco y solaz a  la generación de sus nietos. Don Felipe de Borbón cuidará y verá crecer la semilla sembrada por su padre en la política  con las naciones de nuestra comunidad histórica.

María Saavedra Inaraja es profesora de Historia de América en la Universidad CEU San Pablo

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: