Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Una visita a la VI Campaña arqueológica de Los Bañales

Esta semana he podido hacer una escapada relámpago con la profesora de Arqueología de la USP CEU, Mar Gabaldón, para visitar la campaña arqueológica de Los Bañales, ciudad romana ubicada en lo que hoy es la Comarca de las Cinco Villas. Su Director científico, Javier Andreu, ha incorporado a alumnos de Historia e Historia del Arte del CEU desde hace tres años, y queríamos ver in situ el trabajo de nuestros estudiantes, y tratar de comprender por qué quieren repetir cada año la experiencia.

Se puede leer en el sitio web de los Bañales que se trata de” yacimiento arqueológico romano ubicado en el término municipal de Uncastillo, al noroeste de la provincia de Zaragoza, a apenas 15 kilómetros de la propia Uncastillo y a tan sólo 95 de Zaragoza. A día de hoy es el yacimiento romano más importante de la comarca de las Cinco Villas de Aragón -por otra parte, de intensa presencia romana- y uno de los más notables de Aragón. (…) Como yacimiento arqueológico, Los Bañales esconde los restos de una ciudad romana cuyo nombre no puede certificarse aún con seguridad. Ésta, que debió ocupar una extensión de algo más de veinte hectáreas de terreno delimitadas al norte por un monumental espacio residencial, al sur por el cerro de El Huso y La Rueca, al este por Puy Foradado y el trazado elevado de un acueducto romano, y al oeste por la supuesta necrópolis al pie del cerro de El Pueyo.” http://www.losbanales.es/

antonioyjesus

Antonio y Jesús, dos de los estudiantes que colaboran en Los Bañales, en plena faena (Foto: Diario de los Bañales)

Las excavaciones de las cinco campañas anteriores han ido proporcionando indicios, datos y objetos que han permitido ir trazando el plano de esta ciudad romana, cuyo nombre original aún nos es desconocido. En la presente campaña, se está trabajando por un lado la zona doméstico-artesanal, por otro el lateral occidental de la parte meridional del foro de la ciudad romana y, por último, el espacio de cierre de la plaza por el lado occidental, sin duda uno de los grandes descubrimientos de esta campaña.

Cuando llegamos Mar y yo a Uncastillo, nos encontramos con que el clima adverso de la primera semana había dificultado las condiciones de trabajo, y causado unas cuantas bajas por gripe. Pero las “bajas” de los estudiantes duraron las horas justas para reponerse y regresar al trabajo. Por el Diario de la VI Campaña habíamos seguido puntualmente, a través de Facebook, los avances y las dificultades de cada día https://www.facebook.com/pages/Los-Ba%C3%B1ales/113956471990613?fref=ts .

En los días previos se había hecho una labor de limpieza de algunas zonas del Foro, y en la zona “doméstica” habían aparecido algunos fragmentos de cerámica y metal. Queríamos ver, y si era posible, colaborar en las tareas. Nos encontramos con unos chicos animados, con callos y ampollas en las manos, que armados con pico, pala y carretillas, desde las 6.30 de la mañana trabajaban con la ilusión de rebajar un nivel en la parte del Foro donde, según los cálculos de los Directores del proyecto, podrían encontrarse trozos de mármol que completaran el “thoracatus” cuyos restos habían comenzado a aparecer en la campaña del año pasado, tal y como refleja el último vídeo del canal de los Bañales:  Una estatua imperial romana en Los Bañales de Uncastillo.

mariamarjavier

Con Javier Andreu, junto a los restos del acueducto: “En tanto que parece que el acueducto se construyó en función de las termas, habría que fecharlo también hacia la segunda mitad del siglo I d. C. Tal vez la elevación al estatuto municipal de la ciudad de Los Bañales en dicho momento estimuló –como por otra parte está bien documentado en la Hispania Romana– un notable programa edilicio que, en el caso del acueducto, si bien pecó de poco estético, resolvió de una forma práctica y admirable la cuestión del abastecimiento de agua.” (www.losbanales.es)

Compartimos con ellos ilusión, trabajo, y esperanza. Para nosotras fueron solo unas horas. Pero suficientes para entender por qué nuestros estudiantes se empeñan en regresar a los Bañales. El trabajo duro es llevadero, cuando el espíritu que anima la excavación logra un ambiente de camaradería, trabajo en equipo y deseos de compartir éxitos y fracasos.  Los estudiantes del CEU Antonio, Úrsula y Beatriz, y la antigua alumna, Elena, estaban perfectamente integrados en un grupo de personas de distintas edades y diversas procedencias, que compartían con ellos la pasión por la Historia, por la Arqueología como fuente indispensable, y las ganas de trabajar. Todo bajo la Dirección académica y técnica de tres expertos que saben exigir y exigirse. Dar ánimo cuando es necesario, y tomar el pico si hace falta para dar un respiro a los estudiantes.

mano

“mármol!!!!!!”. Efectivamente, ahí estaba, un pequeño fragmento de mármol blanco correspondiente al drapeado de una toga acompañado, además, del fragmento de una pieza anatómica -también pequeño- que anuncian que, efectivamente, habíamos perdido la fe en el yacimiento cuando éste, todavía, tiene, mucho, mucho que decir.”

Nos fuimos de Uncastillo felices por lo que habíamos visto. Y aún mayor fue la alegría cuando al día siguiente nos enteramos de que, tal y como habían augurado, bajo ese nivel de tierra duramente trabajado, habían aparecido las esperadas piezas de mármol. Nos lo cuenta el Diario “bañalense” del 9º día: “Los estudiantes -ya todos totalmente recuperados de sus diversas dolencias- han bajado a la excavación con la ilusión de que, pese al frustrante día de ayer, Los Bañales -como todos nos recordábais- guardan siempre, siempre, siempre, muchas sorpresas. Y, queridos lectores, queridos seguidores, esto se anima. Gracias a las indicaciones de Juan José Bienes, nuestro experimentadísimo Director Técnico Arqueológico, hoy se ha decidido acometer la zona de “los mármoles” desde otro frente, relacionado con un muro de sillarejo que, también, en idéntica cota, se localizó el pasado año. Y a mitad de mañana, sonó el grito que todos esperábamos oir desde los distintos sondeos: “mármol!!!!!!”.

Termina así el trabajo de la primera tanda en los Bañales. Por este año. Porque no me cabe duda de que el 2015 muchos repetirán, y nuevos estudiantes se incorporarán a esta aventura que comenzó hace ya seis años, y que aún tiene reservadas muchas sorpresas.

 María Saavedra Inaraja

Coordinadora del Grado de Historia. Universidad CEU San Pablo

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: