Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

“LLANURA SUR DE AKKO”. Una experiencia arqueológica única en Israel

2014-07-20 10.52.10

Nuestra labor desde el primer día fue clara:  desenterrar la historia que hace siglos el tiempo hizo desaparecer

Antonio Núñez Martín

Cuando oímos por primera vez las palabras “Tierra Santa” creemos saber a lo que nos referimos. Nos imaginamos un mundo de religiosidad y por ende de conflicto, donde el joven David se ha convertido en un maduro Goliat que castiga duramente a los hijos de la tierra de Peleset. Inocente de mí, hace unos meses mi concepción de este especiado mundo venía definida por la parcialidad de una sensacionalista prensa internacional y alguna novela sionista que otra.

Pero todo cambió cuando se me propuso participar en la campaña arqueológica del yacimiento de Tel Regev. Mi excitación y asombro pronto se enfriaron con las miradas y preguntas preocupadas de familiares y amigos, todos consideraron que en este caso “no era buena idea”. Aunque existían ciertas dudas dentro de mí,  una tenaz vocación me llevó a que, a día de hoy, pueda contar una de las experiencias más valiosas que he tenido la oportunidad de vivir, y sin duda jamás podré arrepentirme de la decisión tomada.

grupo Israel2014

Me imagino que esta información sonará extraña a todo lector, pues a poco que haya encendido la “caja tonta” de su salón habrá escuchado las nefastas noticias que venían de esas tierras. Y he de decir que sí, yo estuve allí, en lo que unos llamaban guerra y otros llamaban genocidio. Pero lo que de verdad me gustaría relatar no es la crónica de una guerra, sino las hazañas de un familiar equipo de arqueólogos, historiadores, teólogos, arquitectos y geógrafos que dedicaron su valioso tiempo a algo que no todos respetan ni valoran. Nuestra labor desde el primer día fue clara: desenterrar la historia que hace siglos el tiempo hizo desaparecer. Pero como en todas las artes, la teoría suele sonar mejor que la práctica, ya que dicha labor viene acompañada de una cantidad de tierra interminable. No mentiré en este aspecto, ya que es cierto que uno mismo descubre sus límites en esta clase de actividad arqueológica, donde las largas jornadas de barro hasta el cuello, con una posición perpetua en escorzo, y manteniendo un estado de atención y cuidado constante, desgastan a cualquier bisoño voluntario. Pero sin duda, lo más complejo es la convivencia del equipo, ya que si juntas a diversos individuos de países y lenguas diferentes, con culturas y religiones de lo más variopinto, creas un “Gran Hermano” arqueológico que más de un canal televisivo español desearía tener como Reality Show. A pesar de todos estos inconvenientes, fatigas y sufrimientos, he descubierto empíricamente que aquellas personas que se fascinan por la arqueología y la practican, son las personas más felices que pueden existir.antoniovasija

En este mes que he pasado en Tierra Santa no solo he tenido la oportunidad de trabajar y aprender de los mejores profesionales en el yacimiento, sino que gracias a la labor infatigable de la directora del proyecto Carolina Aznar, todos los miembros de la campaña tuvimos la oportunidad de conocer esta tierra tan magnífica, y llegar a comprender el porqué de un conflicto del cual no se atisba un final. Las emblemáticas ciudades que tuvimos la suerte de visitar y conocer, nos dieron un conocimiento muy global de la historia del territorio en el que estábamos trabajando.

Para aquellos que Tel Regev les sea desconocido, se trata de un yacimiento arqueológico en la llanura al sur de la magnífica ciudad de Akko, en la cual participan de la investigación tanto la Universidad de St. Louise como la SEK-Ecuador, e instituciones como el Instituto Bíblico y Arqueológico Español en Jerusalén ( “Casa de Santiago”), la Facultad de Literatura Cristiana y Clásica San Justino y la Universidad CEU-San Pablo, que tiene como objetivo mejorar nuestra comprensión de los cananeos (en el Período del Bronce Final) y de los fenicios y los israelitas (en el Período del Hierro) en el área alrededor del río Quisón en Israel.

http://www.uisek.edu.ec/publicaciones/Proyecto_de_excavaci%C3%B3n.pdf

antonio muro Echando la mirada atrás a las miles de experiencias, historias y amistades que he ganado este verano, me siento en deuda con un proyecto que me ha dado más de lo que jamás podría devolver. Podría extenderme mucho más contando anécdotas, descubrimientos y situaciones agridulces, pero creo que esta experiencia no merece ser contada, sino vivida. Espero haber despertado en cualquiera que haya leído estas humildes palabras de agradecimiento un mínimo de interés, yo sin duda repetiré pronto.

תודה רבה לך

Antonio Núñez Martín estudia 3º de Historia e Historia del Arte en la Universidad CEU San Pablo

 

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


+ uno = 10

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: