Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Arévalo, Fray Juan Gil y Cervantes

Fray Juan Gil, Redentor susodicho, rescató a Miguel de Cervantes, natural de Alcalá de Henares, de edad 31 años, hijo de Rodrigo de Cervantes y de Dña. Leonor de cortinas,

 

El sábado pasado, 16 de abril, en nuestro recorrido por las tierras de Isabel la Católica, llegamos a uno de los destinos imprescindibles: Arévalo, la “muy Noble, muy Ilustre y muy Leal ciudad” que fue testigo de la infancia de la reina.

Cuando uno viaja por Castilla, y recorre kilómetros de horizonte liso, amplio, verde en invierno, amarillo dorado en verano, toma conciencia de la grandeza histórica que sus municipios albergan.

Muchos protagonistas de nuestra historia vieron la luz por primera vez bajo ese sol cegador y el límpido azul castellano.

esculturafrayjuangil

Eacultura de Fray Juan Gil en Arévalo, obra del escultor Francisco Aparicio. (FOTO: www.aparicioescultor.com)

Tal es el caso de un personaje de los que podríamos calificar como “cervantinos”y que, por tanto, debe encontrar su espacio en nuestro blog durante este año, y mejor ahora, en las inmediatas vísperas de la conmemoración de los 400 años del fallecimiento del escritor.

Al entra en el Museo de la Villa de Arévalo, nos encontramos una interesante exposición sobre Fray Juan Gil, nacido en la villa, trinitario, y una de las persona a quien la obra cervantina debe agradecimiento perpetuo.

Don Miguel lo recordaba en una de sus obras, la comedia “El trato de Argel”. ¿Por qué? Fray Juan puso todos los medios a su alcance para rescatar al escritor de los piratas que lo retenían en el norte de África.

Cervantes pone en boca de su personaje Francisco las siguientes palabras de alieto al preso Aurelio:

Panel informativo de la exposición sobre Fray Juan Gil en Arévalo

Panel informativo de la exposición sobre Fray Juan Gil en Arévalo

 

Albricias, caro Aurelio que es llegado

Un navío de ESpaña, y todos dicen,

que es de limosna, cierto, y en el cual viene

Un frayle Trinitario cristianísmo,

Amigo de hacer bien y conocido,

Porque ha estado otra vez en esta tierra

Rescatando cristianos y dio exemplo

De una gran cristiandad y gran prudencia.

Su nombre es Fray Juan Gil”.

 

El arevalino había sido muy bien considerado por sus superiores de la Orden Trinitaria, hasta el punto que recibió el nombramiento de Redentor General de Cautivos. Este encargo le llevó a realizar extenuantes peregrinaciones con el objetivod e recaudar todo lo que fuera posible para liberar al mayor número de cautivos de las cárceles de Orán. El caso de Cervantes era complicado, pues fue hecho prisionero tras la Batalla de Lepanto, y portaba cartas firmadas por el propio Don Juan de Austria, lo que hizo pensar a sus captores que sería hijo de un gran señor y por tanto, podían exigir un cuantioso rescate.

Así narra el registro de los Trinitarios el rescate de don Miguel de Cervantes:

“En la ciudad de Argel a diez y nueve del mes de septiembre, 1580, en presencia de mí, el dicho notario M.R.P., Fray Juan Gil, Redentor susodicho, rescató a Miguel de Cervantes, natural de Alcalá de Henares, de edad 31 años, hijo de Rodrigo de Cervantes y de Dña. Leonor de cortinas, vecinos de la illa de Madrid, mediano de cuerpo, bien barbado, estropeado el brazo y la mano izquierda, cautivo en la Galera del Sol, yendo de Nápoles a España, donde estuvo mucho tiempo en servicio de S.M. perdióse a 26 de septiembre el año 1575; estaba en poder de Azán Bajá Rey, y costó su rescate 500 escudos de oro en oro”.

Estamos por tanto ante una figura sin la cual… quizá la Historia de nuestra Literatura no sería la misma.

Más información sobre Fray Juan Gil en la página web de los Trinitarios: http://trinitarios.org/Tempor/Fray%20Juan%20Gil.pdf

Noticias sobe la exposición y actividades organizadas en torno a Fray Juan Gil y su relación con Cervantes en Arévalo: http://www.elnortedecastilla.es/avila/201603/18/ayuntamiento-arevalo-abre-centenario-20160318175906.html

 

Experiencia en la Feria DeArte Contemporáneo

deArte las tres red

Sofía, Paola e Isabel, estudiantes de 2º de Historia e Historia del Arte

El hecho de ver y ayudar en la organización de una feria es una experiencia que solo puedes aprender in situ. Uno no sabe el trabajo que requiere este evento hasta que lo ve en primera persona.

Hace unas semanas se celebró en Madrid una feria de arte organizada por la Fundación DeArte Contemporáneo y Paola Petri, Isabel Burgos y yo, Sofía Barrios, tuvimos la suerte de poder participar como voluntarias en ella.

A pesar de ser aún alumnas de segundo curso de Historia e Historia del Arte, consideramos que la experiencia podría ser muy beneficiosa y no nos equivocamos. El hecho de ver y ayudar en la organización de una feria es una experiencia que solo puedes aprender in situ. Uno no sabe el trabajo que requiere este evento hasta que lo ve en primera persona.

En la feria estuvimos, sobre todo, a cargo de una zona llamada “Crea con mis manos”, orientada a que todo visitante pudiera dejar su huella, o bien pintando con témpera o tizas, o bien escribiendo alguna frase, siendo un área especialmente atractiva para los más pequeños. Tanto voluntarios, como artistas y visitantes participaron en un mural cuyo resultado final fue más que satisfactorio, además de curioso de observar.

alvarobelloendearte

Álvaro Bello, graduado de la 2ª promociónd e Historia e Historia del Arte, y miembro del equipo organizador de la feria. FOTO: A. Bello

Álvaro Bello López, exalumno del CEU, fue el Coordinador Jefe adjunto a la Dirección, es decir, el encargado de que todo saliera bien y, de hecho, así salió. A pesar de ser aún joven, Álvaro ha participado ya en cuatro ferias de arte, entre las que podemos destacar JustMad6 y SUMMA Contemporary, además de la feria DeArte.

La Feria se celebró en el mismo fin de semana que ARCO, un fin de semana en el que la ciudad de Madrid se llenó de arte. Los visitantes eran de todo tipo, desde artistas y expertos en arte hasta gente con inquietudes artísticas. La exposición tenía una zona especial para los artistas más jóvenes que estuvieron pintando en directo la mañana del sábado. Una de las cosas más curiosas fue poder presenciar la creación de un grafiti en directo, experiencia que no podemos tener habitualmente.

Fue, en definitiva, una experiencia muy enriquecedora que nos ha dado una nueva visión de las ferias de arte y que, esperamos, pueda repetirse en el futuro.

Sofía Barrios Herráez

2º Historia e Historia del Arte.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: