Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Carlos III y la historia de América: El Archivo de Indias

  Conformándome con las   sabias intenciones del Rey N.S. me propuse escrivir una Historia digna de este nombre; de la luz de estos tiempos…

(Juan Bautista Muñoz)

foto saavedra

 

 

 

 

María Saavedra

Acabamos de terminar el centenario de Carlos III. Como casi siempre, la mayoría de las actividades conmemorativas se han desarrollado en el último trimestre del año.

Las diversas instituciones, apremiadas por la conclusión del año en que TODOS debíamos hablar del monarca reformista por excelencia. “Como si no hubiera un mañana”. Como si la conclusión del año del centenario supusiera la última oportunidad de celebrar eventos en torno a su figura.

Pues bien, rompiendo esa “brecha” del tiempo marcada por las efemérides, quiero dedicar una entrada a una de las obras que a mi juicio tiene más importancia para los historiadores. En realidad se trata de dos realizaciones, ambas vinculadas al conocimiento y difusión de la historia. Carlos III impulsó directamente la creación del Archivo General de las Indias, y el emprendimeinto de la Historia General de las Indias, encargando su elaboración a don Juan Bautista Muñoz.

El valor del documento

Para un ilustrado, el valor del documento, a la hora de conocer el entorno que le rodea, así como lo que le precedió, es único e insustituible. Y si la burocracia española para quienes la sufrieron podía ser desesperante, para nosotros como historiadores, es el mejor legado que han podido hacernos los diferentes ocupantes del trono de España.

Pero a al llegada al trono de Carlos II, la documentación oficial estaba muy dispersa. En concreto, cuando el ministro Gálvez, interesado pro la causa de beatificación de don Juan de Palafo y Mendoza entró en el archivo de Simancas, posiblemente el alma se le cayó a los pies al ver el caos de papeles que allí se custodiaban. Era misión imposible agrupar de manera sistematizada los documentos que pudieran impulsar la causa, parada así desde que empezó, por las maquinaciones de quienes se oponían a la llegada a los altares de quien fuera obispo y virrey en la Nueva España.

archivodeindias.jpg_369272544

Por otra parte, se unía a esta realidad otra de diversa índole, pero que igualmente despertó la inquietud por la búsqueda del documento. España, descubridora, colonizadora y evangelizadora del Nuevo Mundo, veía cómo esa historia tan nuestra era contada por otros, y no precisamente haciendo una apología de lo español. Fundamentalmente de los intelectuales franceses (Reynal) o anglosajones (Robertson) nos llegaba una historia de la acción de España en América nada obsequiosa.

Ante estas dos realidades -la dispersión documental y el relato extranjero y enemigo de nuestra historia, Carlos III da un paso que nunca le agradeceremos lo suficiente.

Por una parte, decide agrupar toda la documentación relativa a las Indias en un solo espacio, para lo que se elige la Casa Lonja de Sevilla, antigua sede de la Casa de la Contratación. Allí llegarán documentos procedentes de Simancas y de la sede gaditana de la Casa de Contratación.

En 1760 y 1763 se habían creado los  puestos de archiveros en el Consejo de Indias y en la Secretaría de Estado y Despacho Universal. El 19 de noviembre de 1781 Real Orden se funda el Archivo para documentos de las Indias, en el que como señaló Francisco de Solano, se implanta una novedosa técnica de catalogación.

archivo_general_indias_sevilla_t4100230.jpg_1306973099

La otra acción que se emprende por impulso del monarca, es la elaboración de una Historia General de las Indias, para lo que se encomienda a Juan Bautista Muñoz hacer acopio de todas las obras escritas por autores españoles que tuvieran como temática la actuación de España en América. Un documento conservado en el Archivo Histórico Nacional nos cuenta mejor que nadie la inspiración de este proyecto y cómo se puso en marcha. Se trata de una carta del propio Muñoz, de la que extraemos algunos párrafos significativos:

“Desde que se halló el nuevo mundo por los reyes Católicos, empezaron a envidiar a España la gloria del descubrimiento. creció  la embidia según se iban acrecentando nuestras colonias i conquistas (…) Aún en este siglo cuando tanto se precian de Filósofos, de no admitir ni proferir nada sin examen, es comunnísimo entre los Extrangeros hablar de nuestros hechos en América sin consultar la razón, copiando sin discernimiento las declaraciones antiguas de hombres ligeros i apasionados…

…Por lo que siguiendo la letra i el espíritu de la real Orden, i conformándome con las sabias intenciones del Rey N.S. me propuse escrivir una Historia digna de este nombre; de la luz de estos tiempos. Un escrito donde se vea la verdad demostrada con documentos ciertos, propuesta con paz, simplicidad i candor, es bien recibido de todos, disipa las nieblas de la pasión e ignorancia, triunfa de la embidia i de la obstinación” (AHN, Diversos-Colecciones, 29, N.17)

La Historia del Nuevo Mundo de Muñoz quedó finalmente reducida a un primer y único tomo, que vio  finalmente la luz en Madrid en 1793 y  abarcaba los hechos acontecidos entre  1492 y 1500, a pesar de que la idea inicial era prolongarlo hasta el reinado de Felipe II.

En cualquier caso, queda constancia del buen hacer de este historiador cuya importante colección de documentos americanistas cuya custodia se reparten hoy la Real Academia de la Historia y la Biblioteca del Palacio Real de Madrid.

María Saavedra Inaraja es Profesora de Historia de América en la Universidad CEU San Pablo

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: