Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

LA REFORMA DE LA PLAZA DEL CAMPIDOGLIO POR MIGUEL ÁNGEL

Arrivederci Roma…
good bye… au revoir…

JAVIER IBÁÑEZ HERRERO

Graduado en Historia e Historia del Arte (Promoción 2015-2016) 

La situación a nivel político, económico o religioso es muy complicada durante el periodo artístico conocido como Cinquecento y esto, se ve reflejado en el arte. Este siglo es el siglo de las reformas: la reforma protestante iniciada por Martín Lutero, la correspondiente reforma de la Iglesia Católica que busca mejorar las estructuras, organización y, sobre todo, moralidad de la institución. En el caso de la ciencia, esta deja de ser una sabiduría transmitida a través de las antiguas escrituras y textos, se pasa a buscar la respuesta en la realidad y a entender que esta respuesta es siempre abierta. En la política pasa algo similar, se deja de pensar que el poder viene de Dios y que la jerarquía establecida en la sociedad es inamovible. Este cambio de mentalidad también se ve reflejado en el arte en donde se pasa de mostrar la realidad de manera ordenada y perfecta, a un momento de investigación (tanto en la manera de representar como en el método artístico (nuevos materiales, pigmentos, etc.).La idea de que el Cinquecento es el siglo clásico por excelencia viene de Vasari, en su Le Vite de’ più eccellenti architetti, pittori et scultori italiani. Esta obra fue publicada en 1550, en ella ya aparece nuestro autor, Miguel Ángel, como la cúspide del apogeo de la cultura, el progreso y el espíritu clásico. Para Vasari, todo lo que viene después es la decadencia, el Manierismo, que él considera como un arte que pretende imitar al arte (y no a la naturaleza) por antonomasia representado (según él afirma) por Miguel Ángel.

 

Piazza Campidoglio 2

Michelangelo Buonarrotti, más conocido en castellano como Miguel Ángel, nace Caprese el 6 de marzo de 1475. . Tras la muerte de su madre en 1481, la familia se traslada a Settignano. Aquí, su padre confía la educación del pequeño Buonarrotti a la mujer de un cantero. Su padre quería que, cuando se acabara de formar, le ayudara en el puesto en el que se encontraba. En ese momento, la verdadera pasión de Miguel Ángel era el dibujo. A pesar de todo, su padre decide ignorarla y le pone a estudiar con uno de los humanistas más importantes del momento, Francesco Urbino. Finalmente cederá en 1487, por lo que llevará a su hijo al taller de Doménico y David Ghirlandaio. A pesar de educarse con los Ghirlandaio, la carrera estilística de Miguel Ángel es muy diferente de la sus maestros. Es en este taller donde un jovencísimo Miguel Ángel aprenderá la técnica del buon fresco así como se ejercita en el dibujo.. En estos dibujos toma figuras aisladas que cubre de gruesos ropajes y las coloca de perfil, como si fuese un relieve, son estos dibujos los que muestran amor y pasión por la escultura. A partir de entonces empieza a frecuentar el conocido Jardín de los Medicis, al cuidado de un alumno de Donatello (Bertoldo di Giovanni). Es en este lugar donde Miguel Ángel realiza su aprendizaje como escultor entre 1490 y 1492. Además conoce también a uno de los personajes más importantes de Florencia, Lorenzo el Magnífico. Es aquí donde realiza dos de sus primeras obras escultóricas: La Virgen de la escalera y La Batalla de los centauros. Ante la grave situación que tiene lugar en Florencia a partir de septiembre de 1494, el joven Miguel Ángel de 20 años huye de la ciudad y se refugia en Venecia. La estancia en esta ciudad del joven Miguel Ángel es muy desconocida, no conocemos donde residió, ni a quien vio allí, pero si sabemos que su estancia en la ciudad de la laguna fue breve. Miguel Ángel regresará a Florencia, donde pasará un tiempo (de noviembre de 1495 a junio de 1496), hasta que le llegue la posibilidad de ir a Roma. Es en esta ciudad donde realiza dos de sus obras maestras: Baco ebrio y La Piedad. Cuando es nombrado Papa Julio II, Miguel Ángel está en Florencia. El Papa le hará llamar para que realice su mausoleo. El proyecto de la tumba de Julio II se deja de lado para la realización de una de las obras del arte occidental, las pinturas de la bóveda de la Capilla Sixtina. Los últimos años de la vida de Miguel Ángel están caracterizados por un continuo pensamiento en la muerte. Esto se ve claramente reflejado en sus obras y en sus escritos. Miguel Ángel morirá finalmente en Roma el 18 de febrero de 1564 a los 89 años de edad.

Pero la obra de Miguel Ángel no será únicamente pictórica y escultórica, sino también arquitectónica. Será durante su segunda estancia en Roma cuando realizará la reforma de La Piazza del Campidoglio. La Piazza de Campidoglio se encuentra situada sobre la Colina Capitolina (en latín, Capitolinus Mons) que inicialmente era conocida como monte Saturno, la principal divinidad romana. En la etapa etrusca encontramos en este monte un templo dedicado a la triada capitolina (Júpiter, Saturno y Minerva) y justo en la depresión central es donde la tradición situaba el primer asentamiento y refugio de Rómulo. Por último, entre otros templos y construcciones, destaca la presencia del Tabularium, el lugar donde se guardaban los archivos de la ciudad. Todo este conjunto se encontraba amurallado, formando así una pequeña ciudad que en muchas ocasiones sirvió de refugio ante las invasiones de otros pueblos cercanos. En los comienzos de la Edad Media se construye en esta colina una iglesia, conocida como la Iglesia de Santa María de Ara Coeli. El carácter sagrado de esta zona de Roma se irá perdiendo, pasando a acoger las nuevas instituciones de gobierno de la ciudad. Será en 1144 cuando se instale aquí el nuevo senado de la ciudad. Posteriormente la colina se hallará bajo la completa dominación del papado, siendo en algunos casos una zona de resistencia de los ciudadanos. El proyecto de Miguel Ángel no solo incluía una mejora de la plaza en sí, sino también de todos estos edificios que se encontraban en ella. Miguel Ángel, por tanto, realizó una mejora de las fachadas de los palazos Senatore y Conservatori, pero conservando su actual emplazamiento. A su vez decidió realizar un duplicado del nuevo Palazzo dei Conseravtori  en el lado norte, por lo que se disminuyó el tamaño de la plaza y, además, se eliminó de la vista la Iglesia de Santa María in Aracoeli. De esta manera, Miguel Ángel eliminaba el carácter sacro de la plaza por un carácter únicamente administrativo y gubernamental.

CAMPIDOGLIO1

 

El proyecto de Miguel Ángel fue realizado por el francés, Etienne Dupérac refleja en uno de sus grabados. Las actuales discrepancias respecto del grabado de Dupérac se deban a que tras la muerte de Miguel Ángel en 1564, quedó a juicio de los sucesores el terminar lo que el maestro florentino había terminado. En general la plaza destaca por la presencia en los edificios del orden colosal. Esto permite solucionar uno de los problemas que más había preocupado a los arquitectos renacentistas desde Alberti, como aunar el antiguo sistema de cornisas, columnas o pilastras, con la nueva división en cuerpos del palacio moderno. Esta es, sin duda, la principal característica de la reforma que realizó para La Piazza de Campidoglio. También destaca por la eliminación del sentido religioso que tenía al construir un tercer palacio que aísla la iglesia de las construcciones administrativas y gubernamentales. Es por ello por lo que podemos considerar a Miguel Ángel una figura de paso que sienta las bases, de la arquitectura del barroco gracias a su resolución del problema de Alberti que aplica en la Piazza del Campidoglio.

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


uno + = 2

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: