Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

El genocidio armenio en una película: The promise

the_promise-909057672-mmedY cuando dos de ellos se encuentren en 
cualquier lugar del mundo
vean si no vuelven a crear una nueva Armenia.

William Saroyan

Parece que la conciencia de Occidente se mueve a impulsos, a sacudidas. No sé si esto es bueno, seguro que sería más perfecto que sintiera permanentemente el dolor ajeno, el de los no privilegiados, aquellos que ni sueñan en lo que puede ser un estado de bienestar.

Hoy son los rohingya. Pero mañana serán otros, y el pasado está sembrado del dolor de esas minorías silenciosas que solo de vez en cuando golpean con sus gemidos casi agónicos -no les queda fuerza para gritar- que necesitan que al menos se sepa que existen.

1_8005Hace algo más de 100 años un pueblo sufría una dolorosa y sorda persecución. Considerado por muchos como el primer genocidio del siglo XXI, los cristianos armenios del Imperio turco se veían primero marginados, pero pronto perseguidos y aniquilados por ese imperio que les había considerado siempre ciudadanos de segunda, más bien un elemento que restaba identidad, que no sumaba en la decadente grandeza de un Imperio que se desmoronaba.

3_8005El 24 de abril de 1915, la máquina imperial comenzaba a sembrar el horror. Primero, los intelectuales y principales sectores adinerados de Constantinopla fueron objeto de persecución y detenciones arbitrarias. A esto seguirían, en los años de la Gran Guerra y los sucesivos, más detenciones, ejecuciones y deportaciones forzosas que generalmente terminaban con la muerte. Los historiadores hablan de hasta millón y medio de víctimas de este primer holocausto. Turquía sigue negándolo. Y como en ese país las leyes prohíben criticar a la nación, los intelectuales no se atreven a hablar claramente de la existencia de un genocidio que tantos otros países e instituciones ya no ponen en duda.

En 2016 se estrenaba una película, La promesa, a mi juicio de “no iniciada” en el séptimo arte, una joya que merece la pena rescatar. De esas que hacen dudar de los criterios a la hora de conceder premios cinematográficos. Comparten la producción Estados Unidos y España. En la dirección se nota la misma mano que nos llevó a horrorizarnos ante  “Hotel Rwanda”, narración de otro de los horrores del sigloXX.  La fotografía, maravillosa, de Javier Aguirresarobe, nos introduce en el Estambul dorado, exótico y romántico, de los primeros años del siglo XX, para pasar después, en brutal contraste, a relatar a través de unos personajes quizá algo sobreactuados, el horror de la persecución y exterminio armenio.

Uno de los diálogos más efectistas, es aquel en el que el joven armenio Mikael reconoce odiar al enemigo que está destruyendo a su pueblo, y solo piensa en venganza. Entonces, la otra protagonista, Ana, responde que su mejor venganza será sobrevivir a aquel horror.

Cien años más tarde de aquel brutal hecho histórico, la frase de película puede conectarse con el famoso poema del escritor armenio- estadounidense William Saroyan, que no nos resistimos a que sea el que cierre esta entrada:

Me gustaria saber si existe en al tierra
algún poder capaz de destruir esta raza,
esta pequeña comunidad 
de gente insignificante,
cuya historia ha llegado a su fin.
Que tuvo numerosas batallas perdidas,
cuyas estructuras se han desmoronado,
Cuya literatura no es digna de ser leída
ni su música de ser oída,
y cuyos ruegos no han sido contestados.
!Adelante, continúen aniquilando esta raza!
!Destruyan armenia! !Miren si pueden hacerlo!
Sáquenlos de sus casas y envíenlos al desierto!
!Déjenlos sin comida!
Quemen sus casas e iglesias
Pero luego, miren sino son capaces
De volver a reír.
vean si no vuelven a cantar o a rezar.
Y cuando dos de ellos se encuentren en 
cualquier lugar del mundo
vean si no vuelven a crear una nueva Armenia.

William Saroyan (1908-1981)

María Saavedra Inaraja

Universidad CEU San Pablo

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


uno + 1 =

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: