Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Una nueva promoción, un “¡Hasta pronto!”

Durante estos cuatro años y entre estos muros hemos viajado en el tiempo a todos los rincones del mundo, a través de la Ruta de la Seda, de las calzadas romanas y del camino español, hemos llegado a Roma, Aquisgrán, México, San Petersburgo, Bruselas, Hungría, Viena, China y Japón… ¡Quién nos iba a decir que estas carreras serían máquinas del tiempo en las que unos harían de timonel y otros atarían cabos! 

promo mesa 20181

Un año más, toca la despedida. después de cuatro cursos académicos,. otra prometedora promoción de historiadores e historiadores del Arte abandona las aulas de nuestra Universidad para lanzarse a construir su propio futuro.

Como ya es habitual, reproducimos las palabras del discurso de Sofía Barrios pronunciadas en representación de sus compañeros durante el acto de graduación del curso 2017-18

promomesa2018-2“Gran Canciller de la Universidad CEU San Pablo, Padrino de esta promoción 2018, Rector Magnífico y Excelentísimo de nuestra Universidad, Rector Honorario. Decano de la facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación, Vicerrectores, Vicedecanas. Autoridades académicas, profesores, familiares que estáis acompañándonos y por supuesto, compañeros.

Es para mí un honor poder representar a mis compañeros de los grados de Historia, Historia del Arte y de Humanidades, así como poder acompañar a los alumnos de Comunicación, en un día tan especial como hoy, un día que marca un final, pero también un comienzo, en nuestra vida profesional y académica. Es, por ello, esencialmente, un momento para dar las gracias, pero también para mirar hacia delante, hacia nuestro futuro.

En primer lugar, gracias a nuestros padres. Sin ellos, sin su apoyo y ejemplo, nada habría sido posible. Son, al fin y al cabo, los que nos han construido como personas, los que nos han permitido ser quienes somos, y nuestra prioridad es siempre hacerles sentir orgullo y mostrar nuestra gratitud.

En segundo lugar, gracias a esta, nuestra universidad, y a todos los profesores que nos han dado clase. Gracias a ellos hemos aprendido mucho, no solo el temario de las materias correspondientes, sino cómo ser grandes profesionales y, sobre todo, grandes personas a las que admirar, respetar y a las que ambicionamos parecernos cuando entremos en el mundo laboral.

 

IMG-20180414-WA0046Quería dar las gracias, también, y en especial, a mis compañeros. Me siento verdaderamente afortunada por los compañeros que he tenido a lo largo de la carrera. La nuestra es una profesión difícil a la hora de encontrar trabajo, pero, gracias a nuestra universidad y la formación que nos ha dado, nunca ha habido competitividad entre nosotros. Es más, ha primado siempre el compañerismo. Nunca nadie ha negado la ayuda a un compañero, fueran cuales fueran las circunstancias. Nos pasamos índices de trabajos si estamos muy perdidos, resúmenes de artículos si pensamos que pueden servirnos de ayuda, y, como no, apuntes. Nuestra querida Paola se ha convertido en la proveedora oficial de apuntes, algo que algún profesor no dejará de recordarnos mientras vivamos.

Han sido unos años duros, de mucho trabajo y mucho esfuerzo, con alguna crisis existencial en la que nos preguntábamos “¿qué voy a hacer con mi vida?” pero, con todo, han sido unos muy buenos años. Hemos vivido mil experiencias que nos han unido como grupo, que han estrechado nuestros lazos. Recordamos, con cariño, todas las visitas a museos que hemos hecho con muchos de nuestros profesores, y tampoco olvidaremos nuestro viaje a Toledo o aquella vez en la que a los de Humanidades os dejaron encerrados en clase.IMG-20180414-WA0038

Durante estos cuatro años y entre estos muros hemos viajado en el tiempo a todos los rincones del mundo, a través de la Ruta de la Seda, de las calzadas romanas y del camino español, hemos llegado a Roma, Aquisgrán, México, San Petersburgo, Bruselas, Hungría, Viena, China y Japón… ¡Quién nos iba a decir que estas carreras serían máquinas del tiempo en las que unos harían de timonel y otros atarían cabos! Todo ello quedará en nuestra memoria, y recordaremos con cariño cuando nos reunamos, que espero no tengamos que aguardar hasta que se conmemoren 10 años de nuestra promoción.

Hoy no somos los que éramos cuando entramos en la universidad. Hemos cambiado, madurado, hemos abierto nuestras fronteras, hemos aprendido que no todo es lo que parece y que las cosas no son blanco o negro, sino que hay mil escalas de grises. Y hemos aprendido, entre otras cosas, a tomarnos la vida con algo más de filosofía y sentido del humor. Como dijo el poeta español Vital Aza, “He cambiado de tal modo, que soy otro diferente, pues hoy me río de todo, ¡y me va perfectamente!”.

mesa2

Además del agradecimiento, es, como he dicho antes, un momento para mirar hacia el futuro. Sé de primera mano que, en estos momentos, no vemos más allá de los fatídicos TFGs y la temible búsqueda de másteres, pero lo que nos espera en un futuro menos inmediato promete ser emocionante. Muchos de nosotros, quizá, no tengamos claro ese lugar que se nos depara. Y reconocer esto delante de nuestros padres es peligroso, “¿de qué vas a vivir?”, “¿cuál será tu futuro profesional?” … y otras preguntas inquietantes. Queridos padres, que habéis puesto vuestra confianza en nuestras ilusiones, se necesitan profesores, investigadores, críticos culturales, conservadores de museos o, incluso, quién sabe, un chico duro de la nueva arqueología, de esos de los que tanto nos han hablado con pasión en clase. Mas, hoy en día, las humanidades y las letras son más necesarias que nunca. El origen de la Universidad está en ellas, en el trivium y el quadrivium, en el luminoso y pujante siglo de las catedrales, que dio lugar a importantes filósofos, teólogos, pensadores… y abrió el camino para que hoy estemos aquí algunos de los historiadores, historiadores del arte y humanistas del siglo XXI. Y, ¿por qué digo que son importantes? Lo son porque conocer la historia, la filosofía, la literatura… del pasado, no es solo algo bonito –que lo es–, sino que nos hace reflexionar y juzgar el presente con las claves del pasado para poder afrontar el futuro, y ofrecer soluciones a este mundo en el que vivimos, y del que no queremos mantenernos al margen. ¡Claro que no! Creemos que podemos ser útiles para las empresas, para la política, para la sociedad… Por eso, una vez más, queremos agradecer al CEU y a la universidad esta apuesta arriesgada de vida, esta apuesta por las Humanidades.

Sea como sea, tengo la certeza de que todos seremos unos grandísimos profesionales de los que esta Universidad, nuestra casa, se sentirá tremendamente orgullosa.

Nos desearía suerte, pero no nos va a hacer falta. Cómo he querido transmitir, la formación que hemos recibido de esta universidad, no solo académica, sino humana, así como cada una de nuestras habilidades, me hacen ver que todo nos va a ir bien, tan bien como queramos, logrando siempre nuestros objetivos y haciéndonos grandes personas.

Y me despido, como se despide uno de nuestros profesores en sus clases: “sean felices”.

Muchas gracias.”

Sofía Barrios Herraez estudia 4º de Historia e Historia del Arte en la Universidad CEU San Pablo. Forma parte de la quinta promoción de estas titulaciones.

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


8 − uno =

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: