Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

El exilio del ‘degenerado’ Beckmann

“Si uno lo percibe todo, toda la guerra o incluso la vida en su conjunto, como una escena en el teatro del ‘infinito’, muchas cosas son mucho más fáciles de soportar”

La vida en sus obras. Es lo que se plasma a lo largo de la exposición de Max Beckmann en CaixaForum Barcelona. A lo largo del recorrido de la exposición el artista nos va contando su historia lienzo a lienzo.

the iron bridge

Nacido en el seno de una familia granjera en el Leipzig de 1883, Beckmann empieza a dibujar precozmente para, más tarde, en 1900 ingresar en la Academia de Artes de Weimar. Su vida, y por tanto su obra, queda marcada para siempre después de participar como enfermero en la Primera Guerra Mundial en la cual sufrirá una crisis nerviosa, lo que le daría el billete de vuelta a casa por baja por depresión. A principios de los años 30, con el auge del nacismo, será despedido de su puesto de profesor en Frankfurt, pero no será hasta 1937 cuando su nombre sea introducido por el nacismo en el grupo de los artistas que conformaban el ‘Entartete Kunst’ o arte degenerado, que es como clasificaban los nazis al arte moderno y todo lo que se saliese de su estimado arte heroico.

Con la etiqueta de degenerado, Beckmann decidió marcharse y no mirar atrás y se instaló en Ámsterdam en 1937 y más tarde lo haría en Estados Unidos en 1947. En el exilio su obra cambia radicalmente y está más presente la influencia de artistas como Manet o Cezanne. Lo interesante del autor y su obra es que logra captar ese periodo de tragedia, acción y cambio e innovación de una manera excepcional.birdhell

Las 49 obras expuestas en Barcelona sirven de hilo conductor de una historia particular y de unos años duros que son narrados por alguien que vive y plasma los hechos de una manera personal. En su obra nos ofrece una visión propia de lo que fue la primera mitad del siglo XX. Desde sus primeras obras aún en Alemania donde se puede apreciar la inocencia de un artista que aún no ha sufrido los horrores de la guerra, hasta sus obras en el exilio donde predominan colores más oscuros y apagados y temas más bulliciosos y pesimistas, como muestra en una de sus primeras obras en el exilio que, como su nombre indica, presenta el infierno de los pájaros. Los personajes grotescos y las pinturas inquietantes serán reflejo de su propia historia, la cual plasmará en sus años en el exilio.

Argonautas“Si uno lo percibe todo, toda la guerra o incluso la vida en su conjunto, como una escena en el teatro del ‘infinito’, muchas cosas son mucho más fáciles de soportar”. Con esta cita del propio artista se podría definir la exposición y su obra, como escenas en el teatro del infinito que las hacen más llevaderas, más soportables. El artista utiliza el arte para plasmar el sufrimiento y captar una época. El viaje de toda una vida a lo largo de 49 obras, desde la inocencia hasta las últimas pinceladas del tríptico de Los Argonautas, obra que terminaría el día que un infarto acabó con su vida en mitad de Central Park cuando iba de camino a una de sus exposiciones en Nueva York.

Javier Herrero-Tejedor Goldáraz estudia de 4º de Humanidades y Periodismo en la Universidad CEU San Pablo

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


− tres = 1

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: