Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

 

Crearon su propia academia: la escuela de vida de Montmartre. Los principios de su doctrina estuvieron influidos por el Can-Can de Offenbach, los vasos de absenta y Las flores del mal de Baudelaire

1lautrec

Francia a finales del siglo XIX: lo antiguo no terminaba de morir y lo nuevo tampoco se atrevía a nacer. Solo en esas crisis se unen lo bello y lo feo, la tradición y la modernidad. Era ambiente de guerra, de revolución, de inventos, de imperios caídos y de ciudades que devoraban con su avanzada tecnología las colinas de un pueblo cercano: Montmartre. Son los pintores y artistas de aquella bella época quienes protagonizan la aclamada exposición que ahora presenta el CaixaForum de Madrid.

La figura principal de la colección es el gran nombre de este movimiento cultural. El hombre que, si hubiese medido unos centímetros más, como dijo, no habría pintado ni un solo cuadro: Henri de Toulouse-Lautrec, aristócrata francés y bohemio de nacimiento. Como en ningún otro caso, la obra y la vida del autor se encuentran en los cruces de sus aficiones, en las calles por las que se paseaba entre amigos.

2lautrec

La muestra presenta una vasta colección que no se limita a los carteles de Lautrec. Avanza entre obras de todo tipo, de diversos artistas, de muy variadas nacionalidades. Y, sin embargo, algo les une a todos: su praxis artística, su manera de entender los objetos y los métodos de aquella vanguardia.

Rechazados por la academia, tal y como les ocurrió a los impresionistas, tuvieron que buscar su inspiración en otras partes: cafés, cabarés, paupérrimos y abuhardillados estudios y cuestas de un barrio casi marginal. Crearon su propia academia: la escuela de vida de Montmartre. Los principios de su doctrina estuvieron influidos por el Can-Can de Offenbach, los vasos de absenta y Las flores del mal de Baudelaire. Retratar la esencia de la vida moderna, según este poeta, era el objetivo del nuevo artista.

Con todo ello, se arrojaron a las innovaciones de los materiales. El espectador observa siluetas de zinc, litografías, figuras para proyectar sombras chinescas. Y de la misma forma, se encuentran formatos antes nunca relacionados con el bello arte: caricaturas en revistas humorísticas, panfletos y, sobre todas las cosas, cartelería. Cultivaron el lienzo, pero debían pagar sus deudas anunciando todos los establecimientos y eventos a los que acudían.

Nos encontramos ante el nacimiento de otra tradición artística, que será heredada por las generaciones venideras, igual que se habían heredado antes el arte romántico o lo barroco. No podemos pensar nuestro sentido estético actual sin el espíritu de Montmartre. Todo entregado a los colores en siluetas planas, a la influencia de las estampas japonesas, a las perspectivas extravagantes y a la belleza de lo contradictorio. Una visión alternativa de nuestro mundo. Esos artistas iniciaron una revolución no solo estética, sino temática: de conceptos e ideales.

3lautrec

Tras de sí, todos cargaron con el desprecio público, con las acusaciones propias de aquella sociedad donde reinaba la corrección política de las clases altas. Les reprocharon lo satírico y lo irreverente: lo tabú, algo que jamás debería quedar pintado en un bonito cuadro de ciudad. A Lautrec y sus innumerables compañeros les acusaron de inmorales.

Y nada iba más lejos de su realidad. Si en ellos permanece una constante al retratar un baile o una escena de café ponzoñoso, esa es la crítica: aparece la trata de blancas, el alcoholismo, la depresión, la humillación. Los pintores de Montmartre fueron los retratistas de la hipocresía.

Así se hicieron llamar a sí mismos incoherentes, bohemios y terriblemente moralistas, convencidos del envilecimiento de una sociedad que vivía el apogeo de su belleza.

Íñigo García-Moncó Pinedo estudia 4º de Humanidades y Periodismo en la Universidad San Pablo CEU

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


+ tres = 8

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: