Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Una mirada femenina sobre la Revolución Francesa: Madame Elisabeth

Vivió pues, la Revolución en primera persona y acompañó a Luis XVI y María Antonieta hasta el último momento, pues prefirió permanecer junto a su familia en lugar de  abandonar Francia, como habían hecho muchos monárquicos franceses.

Por fin llega a nosotros una obra prácticamente desconocida para los lectores de habla  española, pues ha sido traducida al castellano recientemente por la editorial San Román (2018). El Sacrificio de la tarde, escrita por el afamado historiador francés Juan de Viguerie, especialista del siglo XVIII y gran conocedor de la Revolución francesa, narra la apasionante historia de Madame Elisabeth (1764-1794), hermana menor de Luis XVI.

madame elisabeth

Madame Elisabeth, bautizada como Elisabeth Felipa María Elena, nació el 3 de Mayo de 1764 en Versalles, fruto del matrimonio entre el Delfín de Francia, Luis Fernando y de María Josefa de Sajonia. Era por tanto nieta de Luis XV. Muy pequeña, a la edad de cuatro años quedó huérfana de padres, por lo que fue criada e instruida en las peculiaridades  de la corte francesa por distintas institutrices, al igual que su hermana mayor Clotilde. A los veinticinco años Madame Elisabeth alcanza la mayoría de edad y decide consagrar su vida al servicio de Dios y de su familia, renunciando al matrimonio. Aunque no renunció a la vida en sociedad, se aleja  de las frivolidades propias de los salones de Versalles, practicando la moderación, y dedicándose a las obras de caridad y a la educación de sus sobrinos.

Prácticamente desde el  advenimiento de la Revolución, Madame Elisabeth es consciente de la gravedad del momento, por lo que advierte en sucesivas ocasiones a su hermano de los peligros que padecería Francia si el rey se doblegaba a los interese revolucionarios, como sucedió con la aprobación de la Constitución Civil del Clero. Vivió pues, la Revolución en primera persona y acompañó a Luis XVI y María Antonieta hasta el último momento, pues prefirió permanecer junto a su familia en lugar de  abandonar Francia, como habían hecho muchos monárquicos franceses.

Poco antes de morir, ya en la prisión del Temple, compuso una breve oración que se hizo popular entre las tropas francesas durante la Primera Guerra Mundial, dice así: “No sé lo que me va a ocurrir hoy, Dios mío lo ignoro. Pero sé que todo lo que me suceda ha sido previsto desde toda la eternidad por Vos. Me sobra con este Dios mío para quedarme tranquila. Adoro vuestros designios eternos y me someto a ellos de todo corazón.”

En definitiva se trata de una obra de gran interés, que nos permite conocer un poco mejor la historia de Francia y de forma amena, pues su lectura fresca y ágil, unida al dramatismo del relato, nos mantiene enganchados desde el principio hasta el final.

Carlos Mª García de Polavieja de Cárdenas estudia 3º de Historia en la Universidad CEU San Pablo

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


siete × 4 =

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: