Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

 

Crearon su propia academia: la escuela de vida de Montmartre. Los principios de su doctrina estuvieron influidos por el Can-Can de Offenbach, los vasos de absenta y Las flores del mal de Baudelaire

1lautrec

Francia a finales del siglo XIX: lo antiguo no terminaba de morir y lo nuevo tampoco se atrevía a nacer. Solo en esas crisis se unen lo bello y lo feo, la tradición y la modernidad. Era ambiente de guerra, de revolución, de inventos, de imperios caídos y de ciudades que devoraban con su avanzada tecnología las colinas de un pueblo cercano: Montmartre. Son los pintores y artistas de aquella bella época quienes protagonizan la aclamada exposición que ahora presenta el CaixaForum de Madrid.

La figura principal de la colección es el gran nombre de este movimiento cultural. El hombre que, si hubiese medido unos centímetros más, como dijo, no habría pintado ni un solo cuadro: Henri de Toulouse-Lautrec, aristócrata francés y bohemio de nacimiento. Como en ningún otro caso, la obra y la vida del autor se encuentran en los cruces de sus aficiones, en las calles por las que se paseaba entre amigos.

2lautrec

La muestra presenta una vasta colección que no se limita a los carteles de Lautrec. Avanza entre obras de todo tipo, de diversos artistas, de muy variadas nacionalidades. Y, sin embargo, algo les une a todos: su praxis artística, su manera de entender los objetos y los métodos de aquella vanguardia.

Rechazados por la academia, tal y como les ocurrió a los impresionistas, tuvieron que buscar su inspiración en otras partes: cafés, cabarés, paupérrimos y abuhardillados estudios y cuestas de un barrio casi marginal. Crearon su propia academia: la escuela de vida de Montmartre. Los principios de su doctrina estuvieron influidos por el Can-Can de Offenbach, los vasos de absenta y Las flores del mal de Baudelaire. Retratar la esencia de la vida moderna, según este poeta, era el objetivo del nuevo artista.

Con todo ello, se arrojaron a las innovaciones de los materiales. El espectador observa siluetas de zinc, litografías, figuras para proyectar sombras chinescas. Y de la misma forma, se encuentran formatos antes nunca relacionados con el bello arte: caricaturas en revistas humorísticas, panfletos y, sobre todas las cosas, cartelería. Cultivaron el lienzo, pero debían pagar sus deudas anunciando todos los establecimientos y eventos a los que acudían.

Nos encontramos ante el nacimiento de otra tradición artística, que será heredada por las generaciones venideras, igual que se habían heredado antes el arte romántico o lo barroco. No podemos pensar nuestro sentido estético actual sin el espíritu de Montmartre. Todo entregado a los colores en siluetas planas, a la influencia de las estampas japonesas, a las perspectivas extravagantes y a la belleza de lo contradictorio. Una visión alternativa de nuestro mundo. Esos artistas iniciaron una revolución no solo estética, sino temática: de conceptos e ideales.

3lautrec

Tras de sí, todos cargaron con el desprecio público, con las acusaciones propias de aquella sociedad donde reinaba la corrección política de las clases altas. Les reprocharon lo satírico y lo irreverente: lo tabú, algo que jamás debería quedar pintado en un bonito cuadro de ciudad. A Lautrec y sus innumerables compañeros les acusaron de inmorales.

Y nada iba más lejos de su realidad. Si en ellos permanece una constante al retratar un baile o una escena de café ponzoñoso, esa es la crítica: aparece la trata de blancas, el alcoholismo, la depresión, la humillación. Los pintores de Montmartre fueron los retratistas de la hipocresía.

Así se hicieron llamar a sí mismos incoherentes, bohemios y terriblemente moralistas, convencidos del envilecimiento de una sociedad que vivía el apogeo de su belleza.

Íñigo García-Moncó Pinedo estudia 4º de Humanidades y Periodismo en la Universidad San Pablo CEU

Nuestra propuesta cultural para Madrid. Semana del 8 al 14 de abril

¡Buenos días a todos! Un día más me gustaría comenzar presentados una serie de propuestas culturales que ahora mismo se ofertan en nuestra querida Madrid.

GIA14-04-2019_thumb_670

Como siempre, me gustaría empezar con una interesantísima exposición relacionada con el mundo del arte. Ésta es Alberto Giacometti en el Museo del Prado. En ella, se nos presentan diversas obras de este famoso artista del siglo XX. Lo curioso de ésta es que sus obras no se encuentran expuestas todas juntas en una única sala del Museo del Prado, sino que para poder contemplarla en su totalidad debes hacer un recorrido por las principales salas del museo, empezando por la sala de las Meninas. Esta exposición estará abierta desde el 2 abril hasta el 7 de junio de 2019. Para obtener más información visite: https://www.museodelprado.es/actualidad/exposicion/alberto-giacometti-en-el-museo-del-prado/f8f8cdc2-06a9-be63-faf6-dcd48d7390dc

Pasemos ahora a exposiciones más bien englobadas dentro del ámbito de la historia. Dentro de ellas me gustaría resaltar la denominada Cabezas cortadas. Símbolos de poder, que podréis contemplar en el Museo Arqueológico desde el 2 de abril al 1 de septiembre de 2019. cabezas cortadasEn ella se hace un recorrido histórico desde la antigüedad hasta la modernidad centrado en la significación de las cabezas cortadas en las diversas culturas. Para obtener mayor información haz click en la imagen

 

Finalmente, me gustaría acabar recomendaros una exposición en la que se aúnan perfectamente el arte y la histórica, concretamente la histórica política. Esta es Una Pintura para una nación. El fusilamiento de los Torrijos, que es presentada en el Museo del Prado desde el 26 de marzo hasta el 30 de junio de 2019. A través de ésta, se pretende conmemorar el 150 aniversario desde la nacionalización de las colecciones reales.una_pintura_para_una_nacion_-fusilamiento_de_torrijos_gisbert

¡Muchas gracias por visitar nuestro blog!

Espero que disfrutéis de estas propuestas culturales.

¡Hasta la próxima!

Mercedes Roa Escobar estudia 3º de Historia e historia del Arte en la Univerisdad CEU San Pablo

Galdós en una pincelada, retrato de Sorolla

 

La obra conjuga dos artes que mucho tienen que ver: la pintura y la literatura. Ambas forman una simbiosis, se alimentan la una a la otra, inspirándose de forma recíproca, van de la mano como dos hermanas hasta el punto en el que hay poemas o novelas que se convierten en auténticos cuadros

galdossorolla

En un viaje que nos lleva a más de mil kilómetros de la península Ibérica, en las islas más alejadas de la capital que pertenecen al Reino de España, en una pequeña casa situada en el pintoresco barrio de la Vegueta, en la isla de Gran Canaria, se encuentra el cuadro de un famoso pintor español. En la casa, pintada de azul celeste, un celeste de atardecer, nació y vivió parte de su vida Benito Pérez Galdós. En su interior, en el primer piso y donde se encuentra el despacho con los muebles que el escritor tenía en su casa de Santander, al fondo, está un cuadro, un retrato de Galdós, en el que el protagonista de la obra aparece en una postura relajada, mirando al espectador, intentando devolverle el saludo visual, invitándolo a entrar en su mundo, tanto real como literario. El cuadro, que podría haber sido un retrato de autor anónimo y con un protagonista desconocido, tiene las pinceladas del valenciano Joaquín Sorolla.

Fue a mediados del siglo pasado cuando esta obra viajó a Gran Canaria para quedarse en la que fuera la casa del escritor. Este cuadro actualmente es difícil de ver puesto que la Casa-museo de Galdós no acepta visitas desde hace unos meses (por los problemas burocráticos que conlleva contratar un guía), sin embargo, el vigilante o el portero no tienen mayor inconveniente en acompañar al viajero para que pueda ver la pintura si este muestra interés suficiente.

Cuadro realizado por el pintor Joaquín Sorolla en el que aparece retratado el escritor Benito Pérez Galdós. Horizontal.

Cuadro realizado por el pintor Joaquín Sorolla en el que aparece retratado el escritor Benito Pérez Galdós.

La obra conjuga dos artes que mucho tienen que ver: la pintura y la literatura. Ambas forman una simbiosis, se alimentan la una a la otra, inspirándose de forma recíproca, van de la mano como dos hermanas hasta el punto en el que hay poemas o novelas que se convierten en auténticos cuadros, como podría suceder con Campos de Castilla de Antonio Machado, un libro que podríamos transformar rápidamente en un cuadro mental o, en el caso contrario, con la Fragua de Vulcano de Velázquez, que fácilmente podría transformarse en una obra literaria.

Galdós se sitúa en un interior, pero en el fondo del cuadro encontramos otro cuadro, apenas podemos ver una esquina: el mar, se trata de un mar Mediterráneo, una visión diferente de este elemento, Galdós, que nació en Gran Canaria y vivió en Santander, conoce un mar distinto, el Atlántico y el Cantábrico, más bravos que el mar de Sorolla, el Mediterráneo que acaricia las costas valencianas. Galdós está abierto a la creación, a la literatura, a esa poesía del cuadro que figura en el fondo. zolamanetEl cuadro dentro del cuadro nos permite reconocer las múltiples referencias que el artista pretende transmitir al enfrentarse a un tema, así, Manet, al retratar a Zola, nos lleva indirectamente al arte japonés, a Velázquez y a su propia Olympia, creando un diálogo entre el modelo y estos temas, viéndose claramente la intención del artista en hacer referencia a otros mundos y otras realidades, pero el cuadro dentro del cuadro no solo se representa en pintura, sino que en literatura también está presente, recordemos al Conde Lucanor. Sobre este tema se ha tratado mucho, como en la exposición que hace unos años realizó el Museo del Prado: “Metapintura”.

Benito Pérez Galdós, uno de los escritores más destacado de nuestra Historia fue inmortalizado por otro artista de talla internacional. Son ambos ejemplos perfectos, en su campo, de las disciplinas a las que dedicaron su vida y, además, son iconos de la cultura y la Historia de España. Una anécdota sobre esta obra y esa representación de la virtud artística y literaria nacional, de la riqueza cultural de estas tierras es, que entre 1979 y 1985 fue la cara del billete de mil pesetas. Esto nos invita a reflexionar sobre las formas que la vida cotidiana tiene para poder transmitir imágenes artísticas.

billete

Sorolla no deja de sorprendernos con sus pinturas, con sus representaciones, dejando siempre en ellas una parte de sí mismo, como podemos ver en la exposición que se ha inaugurado hace poco en Museo Sorolla de Madrid: “Cazando impresiones”.

 

María Bahamonde García-Osende

Estudiante de 4º de Humanidades y Periodismo en la Universidad CEU San Pablo

Nuevas propuestas culturales en Madrid

Buenos días a todos,

Como cada semana desde hace ya algún tiempo, me gustaría presentaros una serie de actividades culturales disponibles en Madrid para aprovechar vuestro tiempo libre.

Comencemos, pues, con algo de arte. Para ello debemos de trasladarnos a la Rusia del siglo XX, momento en el que este grandísimo país se convirtió en uno de los centros más importantes del arte vanguardista. Es precisamente gracias a la nueva exposición de la fundación Mapfre, llamada De Chagall a Malévich: el arte en revolución, que podemos conocer esta realidad artística tan interesante de la cultura rusa. Esta exposición se muestra en el Paseo de Recoletos, 23, desde el 9 de febrero hasta el 5 de mayo. Para obtener más información de la exposición, así como los horarios de apertura: visita:https://www.fundacionmapfre.org/fundacion/es_es/exposiciones/sala-recoletos/chagall-malevich-arte-revolucion.jsp?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Boletin_Novedades_FM_201902&utm_content=Exposiciones

chagall-malevich

Continuemos con algo más histórico, y es que estamos de celebración, pues el Museo Naval de Madrid celebra sus 175 años a través de su exposición temporal 175 años no son nada (1843-2018): Aniversario del Museo Naval. En esta exposición, mostrada al público en el Patio B de la Sala 21 del propio museo, se realiza un recorrido sobre la historia del museo desde su fundación hasta nuestros días a través de los diversos objetos que alberga desde entonces. Esta exposición estará disponible desde el 18 de diciembre de 2018 hasta el 10 de marzo de 2019.

175_anos_no_son_nada

 

Finalmente, me gustaría presentaros la nueva exposición de la Fundación Telefónica Nasca, buscando huellas en el desierto. En ella, se nos presenta a una de las más interesantes culturas preincaicas que habitaron en la cuenca del Río Grande, en Perú. La exposición tiene lugar en la Calle Fuencarral, 3, desde el 22 de febrero hasta el 19 de mayo de 2019. Para obtener más información solo se debe visitar:

https://espacio.fundaciontelefonica.com/evento/nasca-buscando-huellas-en-el-desierto/

geoglifos_fotogaleria

 

¡Espero que disfrutéis mucho con todas estas propuestas!

Hasta pronto,

Mercedes Roa Escobar.

Estudiante de 3º de Historia e Historia del Arte en la Universidad CEU San Pablo

Nuestra propuesta cultural en Madrid: semana del 25-02 al 3-03

Madrid siempre tiene algo que enseñarnos!

Estas son algunas de las actividades culturales de las que podréis disfrutar en Madrid a lo largo de esta semana.

En primer lugar, os proponemos visitar la magnífica exposición “Cazando impresiones, Sorolla en pequeño formato”, que fue estrenada el pasado 12 de febrero. Dicha muestra recoge gran número de las pequeñas tablillas o cartones que el famoso artista valenciano realizó a modo de apuntes a lo largo de su vida. En estos casi dos mil bocetos que llegó a pintar, Sorolla recogía las principales impresiones e ideas que quería reflejar posteriormente en sus obras. (C/ General Martínez Campos, 37. 28010 Madrid)

blog1

 

En segundo lugar, os sugerimos una oferta musical, el concierto “Violín de Beethoven y Schumann “Spring”” interpretado por la Orquesta Clásica Santa Cecilia y dirigido por el maestro Lavard Skou Larsen, que tendrá lugar el martes 27 de febrero a las 19:30 en el Auditorio Nacional de Música (C/Príncipe de Vergara, 146. 28002 Madrid).

blog2

Como sabéis, el 11 de noviembre del año pasado se conmemoró el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, una fecha memorable que puso fin a un conflicto bélico de dimensiones desproporcionadas, que asoló el mundo durante cuatro largos años. Sin embargo, no fue hasta la firma del Tratado de Versalles, firmado entre los aliados y las potencias centrales, cuando se estableció la paz de forma oficial. Las negociaciones acordadas implicaron una nueva configuración territorial de Europa, que se convirtió sin duda, en una de las principales causas que motivaron el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Conscientes de la trascendencia histórica de este acontecimiento, os informamos de que ya esta abierto el plazo de inscripción (gratuita), para asistir a la conferencia “El Tratado de Versalles de 1919 y el destino de Europa” que la historiadora norteamericana Margaret MacMillan impartirá el lunes 11 de marzo a las 19:30 en la Fundación Ramón Areces (C/ Vitruvio, 5. 28006. Madrid).

blog3

 

Carlos Mª García de Polavieja de Cárdenas

3º de Historia en la Universidad San Pablo CEU

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: