Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Una agenda para septiembre en Madrid

Después del parón estival, recuperamos nuestra actividad, a la espera de comenzar las clases el próximo 7 de septiembre en la Universidad CEU San Pablo.

Ciertmente el otoño madrileño ofrece una amplísima actividad cultural, así que nos limitamos a ecomendar algunas de nuestras favoritas

CENTENARIO DEL CARDENAL CISNEROS

El 8 de noviembre se cumplen 500 años del fallecimiento del Cardenal Cisneros. Son muchas ls iniciativas en torno a este evento. Seleccionamos el ciclo organizado por Casa de América, que retoma sus conferencias con la siguiente:

De las diversas artes de gobernar las Indias. Don Juan Rodríguez de Fonseca y el Cardenal Cisneros”. Ponente: Adelaida Segarra.  http://m.casamerica.es/node/30428

CICLO EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO

Inaugurado por la Premio Príncipe de Asturias, Mery Beard, el 6 de septiembre comienza el ciclo Diálogos con el Mundo Clásico. Uno de los imprescindibles de este otoño

actividades/cursos-y-conferencias/20170906-dialogos-

BANNER_FB_DIÁLOGOS_02

 

 

 

 

LAST CALL

Si no has visto la magnífica exposición en el Museo del Prado, hasta el 9 de septiembre puedes verla. Sería una pena dejar pasar sta oportunidad:

Tesoros de la Hispanic Society of America. Visiones del mundo hispánico. Museo Nacional del Prado. Madrid04/04/2017 – 10/09/2017

2b7afa48-972c-82d0-c407-2bf2b4c38e39

 

LA REFORMA DE LA PLAZA DEL CAMPIDOGLIO POR MIGUEL ÁNGEL

Arrivederci Roma…
good bye… au revoir…

JAVIER IBÁÑEZ HERRERO

Graduado en Historia e Historia del Arte (Promoción 2015-2016) 

La situación a nivel político, económico o religioso es muy complicada durante el periodo artístico conocido como Cinquecento y esto, se ve reflejado en el arte. Este siglo es el siglo de las reformas: la reforma protestante iniciada por Martín Lutero, la correspondiente reforma de la Iglesia Católica que busca mejorar las estructuras, organización y, sobre todo, moralidad de la institución. En el caso de la ciencia, esta deja de ser una sabiduría transmitida a través de las antiguas escrituras y textos, se pasa a buscar la respuesta en la realidad y a entender que esta respuesta es siempre abierta. En la política pasa algo similar, se deja de pensar que el poder viene de Dios y que la jerarquía establecida en la sociedad es inamovible. Este cambio de mentalidad también se ve reflejado en el arte en donde se pasa de mostrar la realidad de manera ordenada y perfecta, a un momento de investigación (tanto en la manera de representar como en el método artístico (nuevos materiales, pigmentos, etc.).La idea de que el Cinquecento es el siglo clásico por excelencia viene de Vasari, en su Le Vite de’ più eccellenti architetti, pittori et scultori italiani. Esta obra fue publicada en 1550, en ella ya aparece nuestro autor, Miguel Ángel, como la cúspide del apogeo de la cultura, el progreso y el espíritu clásico. Para Vasari, todo lo que viene después es la decadencia, el Manierismo, que él considera como un arte que pretende imitar al arte (y no a la naturaleza) por antonomasia representado (según él afirma) por Miguel Ángel.

 

Piazza Campidoglio 2

Michelangelo Buonarrotti, más conocido en castellano como Miguel Ángel, nace Caprese el 6 de marzo de 1475. . Tras la muerte de su madre en 1481, la familia se traslada a Settignano. Aquí, su padre confía la educación del pequeño Buonarrotti a la mujer de un cantero. Su padre quería que, cuando se acabara de formar, le ayudara en el puesto en el que se encontraba. En ese momento, la verdadera pasión de Miguel Ángel era el dibujo. A pesar de todo, su padre decide ignorarla y le pone a estudiar con uno de los humanistas más importantes del momento, Francesco Urbino. Finalmente cederá en 1487, por lo que llevará a su hijo al taller de Doménico y David Ghirlandaio. A pesar de educarse con los Ghirlandaio, la carrera estilística de Miguel Ángel es muy diferente de la sus maestros. Es en este taller donde un jovencísimo Miguel Ángel aprenderá la técnica del buon fresco así como se ejercita en el dibujo.. En estos dibujos toma figuras aisladas que cubre de gruesos ropajes y las coloca de perfil, como si fuese un relieve, son estos dibujos los que muestran amor y pasión por la escultura. A partir de entonces empieza a frecuentar el conocido Jardín de los Medicis, al cuidado de un alumno de Donatello (Bertoldo di Giovanni). Es en este lugar donde Miguel Ángel realiza su aprendizaje como escultor entre 1490 y 1492. Además conoce también a uno de los personajes más importantes de Florencia, Lorenzo el Magnífico. Es aquí donde realiza dos de sus primeras obras escultóricas: La Virgen de la escalera y La Batalla de los centauros. Ante la grave situación que tiene lugar en Florencia a partir de septiembre de 1494, el joven Miguel Ángel de 20 años huye de la ciudad y se refugia en Venecia. La estancia en esta ciudad del joven Miguel Ángel es muy desconocida, no conocemos donde residió, ni a quien vio allí, pero si sabemos que su estancia en la ciudad de la laguna fue breve. Miguel Ángel regresará a Florencia, donde pasará un tiempo (de noviembre de 1495 a junio de 1496), hasta que le llegue la posibilidad de ir a Roma. Es en esta ciudad donde realiza dos de sus obras maestras: Baco ebrio y La Piedad. Cuando es nombrado Papa Julio II, Miguel Ángel está en Florencia. El Papa le hará llamar para que realice su mausoleo. El proyecto de la tumba de Julio II se deja de lado para la realización de una de las obras del arte occidental, las pinturas de la bóveda de la Capilla Sixtina. Los últimos años de la vida de Miguel Ángel están caracterizados por un continuo pensamiento en la muerte. Esto se ve claramente reflejado en sus obras y en sus escritos. Miguel Ángel morirá finalmente en Roma el 18 de febrero de 1564 a los 89 años de edad.

Pero la obra de Miguel Ángel no será únicamente pictórica y escultórica, sino también arquitectónica. Será durante su segunda estancia en Roma cuando realizará la reforma de La Piazza del Campidoglio. La Piazza de Campidoglio se encuentra situada sobre la Colina Capitolina (en latín, Capitolinus Mons) que inicialmente era conocida como monte Saturno, la principal divinidad romana. En la etapa etrusca encontramos en este monte un templo dedicado a la triada capitolina (Júpiter, Saturno y Minerva) y justo en la depresión central es donde la tradición situaba el primer asentamiento y refugio de Rómulo. Por último, entre otros templos y construcciones, destaca la presencia del Tabularium, el lugar donde se guardaban los archivos de la ciudad. Todo este conjunto se encontraba amurallado, formando así una pequeña ciudad que en muchas ocasiones sirvió de refugio ante las invasiones de otros pueblos cercanos. En los comienzos de la Edad Media se construye en esta colina una iglesia, conocida como la Iglesia de Santa María de Ara Coeli. El carácter sagrado de esta zona de Roma se irá perdiendo, pasando a acoger las nuevas instituciones de gobierno de la ciudad. Será en 1144 cuando se instale aquí el nuevo senado de la ciudad. Posteriormente la colina se hallará bajo la completa dominación del papado, siendo en algunos casos una zona de resistencia de los ciudadanos. El proyecto de Miguel Ángel no solo incluía una mejora de la plaza en sí, sino también de todos estos edificios que se encontraban en ella. Miguel Ángel, por tanto, realizó una mejora de las fachadas de los palazos Senatore y Conservatori, pero conservando su actual emplazamiento. A su vez decidió realizar un duplicado del nuevo Palazzo dei Conseravtori  en el lado norte, por lo que se disminuyó el tamaño de la plaza y, además, se eliminó de la vista la Iglesia de Santa María in Aracoeli. De esta manera, Miguel Ángel eliminaba el carácter sacro de la plaza por un carácter únicamente administrativo y gubernamental.

CAMPIDOGLIO1

 

El proyecto de Miguel Ángel fue realizado por el francés, Etienne Dupérac refleja en uno de sus grabados. Las actuales discrepancias respecto del grabado de Dupérac se deban a que tras la muerte de Miguel Ángel en 1564, quedó a juicio de los sucesores el terminar lo que el maestro florentino había terminado. En general la plaza destaca por la presencia en los edificios del orden colosal. Esto permite solucionar uno de los problemas que más había preocupado a los arquitectos renacentistas desde Alberti, como aunar el antiguo sistema de cornisas, columnas o pilastras, con la nueva división en cuerpos del palacio moderno. Esta es, sin duda, la principal característica de la reforma que realizó para La Piazza de Campidoglio. También destaca por la eliminación del sentido religioso que tenía al construir un tercer palacio que aísla la iglesia de las construcciones administrativas y gubernamentales. Es por ello por lo que podemos considerar a Miguel Ángel una figura de paso que sienta las bases, de la arquitectura del barroco gracias a su resolución del problema de Alberti que aplica en la Piazza del Campidoglio.

¿Qué esperar de la Universidad?

 La universidad contemporánea está tan preocupada por informar que se ha olvidado que su misión prioritaria es formar.

Hablando de su experiencia como profesor universitario en Helsinki, un profesor de liderazgo hacía unas reflexiones que me permiten plantear algunas cuestiones acerca del modelo de universidad que queremos, y si estamos dando a nuestros estudiantes todo aquello que esperan de unbuen profesor universitario.

El autor de las palabras  que me limito a transcribir es Alexander Havard. Nunca antes había leído nada de él, y me ha parecido enriquecedor compartir sus planteamientos. El tiempo y nuestrosestudiantes dirán si hemos dado todo lo que podíamos en las aulas universitarias.

downloadfile“Pienso que no basta con transmitir a los jóvenes unos determinados conocimientos:hay que ayudarles en muchos otros aspectos, como el fortalecimiento del carácter o la consolidación de una serie de hábitos, tento en el ámbito del intelecto como en el de la voluntad. La universidad contemporánea está tan preocupada por informar que se ha olvidado que su misión prioritaria es formar. Y contemplamos a diario las consecuencias: de las aulas universitarias – en las que se pone el énfasis en la erudición más que en la sabiduría- salen muchos gestores, pero pocos líderes”.

(Nada que añadir…)

Alexandre Havard es el creador del Sistema del Liderazgo Virtuoso™. Nació en París, es graduado de la Universidad René Descartes, una de las escuelas de derecho más importantes de Francia. Ha ejercido el derecho en Francia y en varios países europeos. Ahora vive y trabaja en Moscú. Sus libros “Liderazgo Virtuoso™” (Nueva York, 2007) y “Creados para la Grandeza: El Poder de la Magnanimidad” (Nueva York, 2011) han sido traducidos a 20 idiomas.

José María Pemán y la Semana Santa

2017-04-15-19-43-14-653208054

Pocos como Pemán entre los escritores contemporáneos han “cantado” a la Pasión. En esta entrada le damos la palabra para que sea él quien cierre estos días de la Semana Santa.

Se dice en un viejo cuento

que, al rendir el Salvador

su dulce frente al dolor

de su amargo sufrimiento,

como se rinde una flor

que troncha al pasar el viento;

cantando a la cruz llegaron

unas cuantas golondrinas,

y dulcemente arrancaron

las zarzas y las espinas

que los sayones clavaron

sobre las sienes divinas…

Y al ver hoy estas edades

llenas de vanas torpezas,

y de míseras ruindades

y mentirosas grandezas,

pregunto yo, con dolor,

si el mundo falso y traidor,

al irse las golondrinas,

no ha vuelto a llenar de espinas

la frente del Salvador…

De espinas, sí, de rencores;

de ingratos apartamientos,

de hipócritas fingimientos;

de mentirosos amores;

espinas, más engañosas

porque se ocultan en rosas

de mil fingidas virtudes;

espinas de ingratitudes

que son las más dolorosas…

¡Que no hay puñal que taladre

con tanta fuerza y dolor

como la espina que a un padre

le clava un hijo traidor…!

Así el mundo pecador

hiere las sienes divinas

del Divino Redentor…

¿Y no habrá ya golondrinas

para arrancar las espinas

de la frente del Señor?

Sí: en esta Casa han oído

unas almas tus querellas;

esta Casa que ha seguido,

como una esclava, tus huellas,

quiere, Señor, ser un nido

de golondrinas de aquellas…

Mientras el mundo, burlando

vaya en tu frente clavando

sus zarzas y sus espinas

¡nosotras, tus golondrinas,

te las iremos quitando!

Tendrás por cada escondido

puñal que tu pecho clava,

un pecho de pena herido;

un amor por cada olvido;

por cada ingrato una esclava;

por cada abandono un nido;

un bien por cada dolor;

por cada infiel pecador

un alma buena y cristiana;

y una lágrima de amor

por cada risa mundana.

Y así, cada golondrina,

tus heridas al curar,

sabrá, Señor, despertar

en tu alma grande y divina,

tanto amor… ¡que aun va a sobrar

amor para perdonar

al que te clave la espina!

Vivir México (I): En el centenario de Juan Rulfo

Y entonces Rulfo revive entre nosotros el procedimiento de ponerse a decir ingenuamente atrocidades, como un niño que repitiera las historias de una nodriza malvada . (Elena Poniatowska)

ÁngelÁngel Arias Urrutia

México suena en 2017, por diversos motivos… La revolución cerró su fase más violenta con un texto constitucional, no exento de polémica, que cumple ya sus cien años. Más cerca de nuestro entorno, dentro de unos días, se celebrará también la reanudación de las relaciones diplomáticas entre España y México (1977), rotas al terminar la contienda civil. En el ámbito cultural, otro centenario concita gran atención: en mayo se conmemora el nacimiento de Juan Rulfo, una de las voces más extraordinarias que ha dado este país a la literatura universal. Voz y mirada porque, como nos recordará Casa de América próximamente, el escritor jalisciense fue un gran amante del arte fotográfico.

 

En ambos discursos traslada el asombro ante lo propio y lo ajeno. La pasión por capturar el instante, salvarlo del olvido y de la destrucción del tiempo. Sus personajes son murmullos, recuerdos que rumian fantasmas, aferrados a una tierra donde un día soñaron que en algún lugar podría aún quedar alguna esperanza.

rulfo

Juan Rulfo. Foto: El Pais

Para sacarle provecho a Rulfo hay que escarbar mucho, como para buscar la raíz del chinchayote. Rulfo no crece hacia arriba sino hacia adentro. Más que hablar, rumia su incesante monólogo en voz baja, masticando bien las palabras para impedir que salgan. Sin embargo, a veces salen. Y entonces Rulfo revive entre nosotros el procedimiento de ponerse a decir ingenuamente atrocidades, como un niño que repitiera las historias de una nodriza malvada. (Elena Poniatowska)

Pero escuchemos al propio Rulfo, en su obra maestra Pedro Páramo:

“Pensaba en ti, Susana. En las lomas verdes. Cuando volábamos papalotes en la época del aire. Oíamos allá abajo el rumor viviente del pueblo mientras estábamos encima de él, arriba de la loma, en tanto se nos iba el hilo de cáñamo arrastrado por el viento. ‘Ayúdame, Susana’. Y unas manos suaves se apretaban a nuestras manos. ‘Suelta más hilo’.

Rulfo 3

Clara Aparicio de Rulfo (Foto: El País)

“El aire nos hacía reír, juntaba la mirada de nuestros ojos, mientras el hilo corría entre los dedos detrás del viento, hasta que se rompía con un leve crujido como si hubiera sido trozado por las alas de algún pájaro. Y allá arriba, él pájaro de papel caía en maromas arrastrando su cola de hilacho, perdiéndose en el verdor de la tierra.

“Tus labios estaban mojados como si los hubiera besado el rocío.”

Pedro Páramo

Ángel Arias Urrutia es profesor de Literatura y Coordinador del Grado de Humanidades en la Universidad CEU San Pablo

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: