Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

José María Pemán y la Semana Santa

2017-04-15-19-43-14-653208054

Pocos como Pemán entre los escritores contemporáneos han “cantado” a la Pasión. En esta entrada le damos la palabra para que sea él quien cierre estos días de la Semana Santa.

Se dice en un viejo cuento

que, al rendir el Salvador

su dulce frente al dolor

de su amargo sufrimiento,

como se rinde una flor

que troncha al pasar el viento;

cantando a la cruz llegaron

unas cuantas golondrinas,

y dulcemente arrancaron

las zarzas y las espinas

que los sayones clavaron

sobre las sienes divinas…

Y al ver hoy estas edades

llenas de vanas torpezas,

y de míseras ruindades

y mentirosas grandezas,

pregunto yo, con dolor,

si el mundo falso y traidor,

al irse las golondrinas,

no ha vuelto a llenar de espinas

la frente del Salvador…

De espinas, sí, de rencores;

de ingratos apartamientos,

de hipócritas fingimientos;

de mentirosos amores;

espinas, más engañosas

porque se ocultan en rosas

de mil fingidas virtudes;

espinas de ingratitudes

que son las más dolorosas…

¡Que no hay puñal que taladre

con tanta fuerza y dolor

como la espina que a un padre

le clava un hijo traidor…!

Así el mundo pecador

hiere las sienes divinas

del Divino Redentor…

¿Y no habrá ya golondrinas

para arrancar las espinas

de la frente del Señor?

Sí: en esta Casa han oído

unas almas tus querellas;

esta Casa que ha seguido,

como una esclava, tus huellas,

quiere, Señor, ser un nido

de golondrinas de aquellas…

Mientras el mundo, burlando

vaya en tu frente clavando

sus zarzas y sus espinas

¡nosotras, tus golondrinas,

te las iremos quitando!

Tendrás por cada escondido

puñal que tu pecho clava,

un pecho de pena herido;

un amor por cada olvido;

por cada ingrato una esclava;

por cada abandono un nido;

un bien por cada dolor;

por cada infiel pecador

un alma buena y cristiana;

y una lágrima de amor

por cada risa mundana.

Y así, cada golondrina,

tus heridas al curar,

sabrá, Señor, despertar

en tu alma grande y divina,

tanto amor… ¡que aun va a sobrar

amor para perdonar

al que te clave la espina!

Vivir México (I): En el centenario de Juan Rulfo

Y entonces Rulfo revive entre nosotros el procedimiento de ponerse a decir ingenuamente atrocidades, como un niño que repitiera las historias de una nodriza malvada . (Elena Poniatowska)

ÁngelÁngel Arias Urrutia

México suena en 2017, por diversos motivos… La revolución cerró su fase más violenta con un texto constitucional, no exento de polémica, que cumple ya sus cien años. Más cerca de nuestro entorno, dentro de unos días, se celebrará también la reanudación de las relaciones diplomáticas entre España y México (1977), rotas al terminar la contienda civil. En el ámbito cultural, otro centenario concita gran atención: en mayo se conmemora el nacimiento de Juan Rulfo, una de las voces más extraordinarias que ha dado este país a la literatura universal. Voz y mirada porque, como nos recordará Casa de América próximamente, el escritor jalisciense fue un gran amante del arte fotográfico.

 

En ambos discursos traslada el asombro ante lo propio y lo ajeno. La pasión por capturar el instante, salvarlo del olvido y de la destrucción del tiempo. Sus personajes son murmullos, recuerdos que rumian fantasmas, aferrados a una tierra donde un día soñaron que en algún lugar podría aún quedar alguna esperanza.

rulfo

Juan Rulfo. Foto: El Pais

Para sacarle provecho a Rulfo hay que escarbar mucho, como para buscar la raíz del chinchayote. Rulfo no crece hacia arriba sino hacia adentro. Más que hablar, rumia su incesante monólogo en voz baja, masticando bien las palabras para impedir que salgan. Sin embargo, a veces salen. Y entonces Rulfo revive entre nosotros el procedimiento de ponerse a decir ingenuamente atrocidades, como un niño que repitiera las historias de una nodriza malvada. (Elena Poniatowska)

Pero escuchemos al propio Rulfo, en su obra maestra Pedro Páramo:

“Pensaba en ti, Susana. En las lomas verdes. Cuando volábamos papalotes en la época del aire. Oíamos allá abajo el rumor viviente del pueblo mientras estábamos encima de él, arriba de la loma, en tanto se nos iba el hilo de cáñamo arrastrado por el viento. ‘Ayúdame, Susana’. Y unas manos suaves se apretaban a nuestras manos. ‘Suelta más hilo’.

Rulfo 3

Clara Aparicio de Rulfo (Foto: El País)

“El aire nos hacía reír, juntaba la mirada de nuestros ojos, mientras el hilo corría entre los dedos detrás del viento, hasta que se rompía con un leve crujido como si hubiera sido trozado por las alas de algún pájaro. Y allá arriba, él pájaro de papel caía en maromas arrastrando su cola de hilacho, perdiéndose en el verdor de la tierra.

“Tus labios estaban mojados como si los hubiera besado el rocío.”

Pedro Páramo

Ángel Arias Urrutia es profesor de Literatura y Coordinador del Grado de Humanidades en la Universidad CEU San Pablo

El Maestro Mateo en el Museo del Prado… y en el CEU

Con motivo de la exposición “Maestro Mateo en el museo del Prado”, el comisario de la exposición, don Ramón Yzquierdo Peiró, mantuvo un encuentro con profesores y estudiantes de los Grados de Historia,  Historia del Arte y HUmanidades de la Universidad CEU San Pablo el pasado martes 7 de marzo. El evento fue organizado por la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria en colaboración con la Universidad CEU San Pablo

Compartimos algunas fotos del evento:

lostao e yzquierdo

RAomón Yzquierdo y Fernando Lostao, de la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria

asistentes maestromateo

Imagen de los asistentes al acto (C) Imagen: Fundación AHO

lostaomesa

Ramón Yzquierdo y Fernando Lostao en un momento de la conferencia

profes maestromateo

Ramón Yzquierdo rodeado de algunos profesores y estudiantes de Historia, Historia del Arte y Humanidades

Tras la conferencia, en el Colegio Mayor San Pablo tuvo lugar un almuerzo-coloquio en el que el ponente charló con algunso estudiantes sobre la obra del Maestro Mateo en la Catedral de Santiago, y de la actual exposición en el museo Nacional del Prado.

 

Incluimos, por su interés, el enlace al vídeo realizado por el Museo del Prado:

fotovideo

https://youtu.be/WSxiXHDOj_c

Maestro Mateo en el Museo del Prado

Museo Nacional del Prado29/11/2016 – 24/04/2017

 

Carlos III y la historia de América: El Archivo de Indias

  Conformándome con las   sabias intenciones del Rey N.S. me propuse escrivir una Historia digna de este nombre; de la luz de estos tiempos…

(Juan Bautista Muñoz)

foto saavedra

 

 

 

 

María Saavedra

Acabamos de terminar el centenario de Carlos III. Como casi siempre, la mayoría de las actividades conmemorativas se han desarrollado en el último trimestre del año.

Las diversas instituciones, apremiadas por la conclusión del año en que TODOS debíamos hablar del monarca reformista por excelencia. “Como si no hubiera un mañana”. Como si la conclusión del año del centenario supusiera la última oportunidad de celebrar eventos en torno a su figura.

Pues bien, rompiendo esa “brecha” del tiempo marcada por las efemérides, quiero dedicar una entrada a una de las obras que a mi juicio tiene más importancia para los historiadores. En realidad se trata de dos realizaciones, ambas vinculadas al conocimiento y difusión de la historia. Carlos III impulsó directamente la creación del Archivo General de las Indias, y el emprendimeinto de la Historia General de las Indias, encargando su elaboración a don Juan Bautista Muñoz.

El valor del documento

Para un ilustrado, el valor del documento, a la hora de conocer el entorno que le rodea, así como lo que le precedió, es único e insustituible. Y si la burocracia española para quienes la sufrieron podía ser desesperante, para nosotros como historiadores, es el mejor legado que han podido hacernos los diferentes ocupantes del trono de España.

Pero a al llegada al trono de Carlos II, la documentación oficial estaba muy dispersa. En concreto, cuando el ministro Gálvez, interesado pro la causa de beatificación de don Juan de Palafo y Mendoza entró en el archivo de Simancas, posiblemente el alma se le cayó a los pies al ver el caos de papeles que allí se custodiaban. Era misión imposible agrupar de manera sistematizada los documentos que pudieran impulsar la causa, parada así desde que empezó, por las maquinaciones de quienes se oponían a la llegada a los altares de quien fuera obispo y virrey en la Nueva España.

archivodeindias.jpg_369272544

Por otra parte, se unía a esta realidad otra de diversa índole, pero que igualmente despertó la inquietud por la búsqueda del documento. España, descubridora, colonizadora y evangelizadora del Nuevo Mundo, veía cómo esa historia tan nuestra era contada por otros, y no precisamente haciendo una apología de lo español. Fundamentalmente de los intelectuales franceses (Reynal) o anglosajones (Robertson) nos llegaba una historia de la acción de España en América nada obsequiosa.

Ante estas dos realidades -la dispersión documental y el relato extranjero y enemigo de nuestra historia, Carlos III da un paso que nunca le agradeceremos lo suficiente.

Por una parte, decide agrupar toda la documentación relativa a las Indias en un solo espacio, para lo que se elige la Casa Lonja de Sevilla, antigua sede de la Casa de la Contratación. Allí llegarán documentos procedentes de Simancas y de la sede gaditana de la Casa de Contratación.

En 1760 y 1763 se habían creado los  puestos de archiveros en el Consejo de Indias y en la Secretaría de Estado y Despacho Universal. El 19 de noviembre de 1781 Real Orden se funda el Archivo para documentos de las Indias, en el que como señaló Francisco de Solano, se implanta una novedosa técnica de catalogación.

archivo_general_indias_sevilla_t4100230.jpg_1306973099

La otra acción que se emprende por impulso del monarca, es la elaboración de una Historia General de las Indias, para lo que se encomienda a Juan Bautista Muñoz hacer acopio de todas las obras escritas por autores españoles que tuvieran como temática la actuación de España en América. Un documento conservado en el Archivo Histórico Nacional nos cuenta mejor que nadie la inspiración de este proyecto y cómo se puso en marcha. Se trata de una carta del propio Muñoz, de la que extraemos algunos párrafos significativos:

“Desde que se halló el nuevo mundo por los reyes Católicos, empezaron a envidiar a España la gloria del descubrimiento. creció  la embidia según se iban acrecentando nuestras colonias i conquistas (…) Aún en este siglo cuando tanto se precian de Filósofos, de no admitir ni proferir nada sin examen, es comunnísimo entre los Extrangeros hablar de nuestros hechos en América sin consultar la razón, copiando sin discernimiento las declaraciones antiguas de hombres ligeros i apasionados…

…Por lo que siguiendo la letra i el espíritu de la real Orden, i conformándome con las sabias intenciones del Rey N.S. me propuse escrivir una Historia digna de este nombre; de la luz de estos tiempos. Un escrito donde se vea la verdad demostrada con documentos ciertos, propuesta con paz, simplicidad i candor, es bien recibido de todos, disipa las nieblas de la pasión e ignorancia, triunfa de la embidia i de la obstinación” (AHN, Diversos-Colecciones, 29, N.17)

La Historia del Nuevo Mundo de Muñoz quedó finalmente reducida a un primer y único tomo, que vio  finalmente la luz en Madrid en 1793 y  abarcaba los hechos acontecidos entre  1492 y 1500, a pesar de que la idea inicial era prolongarlo hasta el reinado de Felipe II.

En cualquier caso, queda constancia del buen hacer de este historiador cuya importante colección de documentos americanistas cuya custodia se reparten hoy la Real Academia de la Historia y la Biblioteca del Palacio Real de Madrid.

María Saavedra Inaraja es Profesora de Historia de América en la Universidad CEU San Pablo

Sorolla en París

Museo Sorolla comp

Sorolla está de plena actualidad. En menos de quince días (23 de noviembre) se inaugurará una gran exposición (Sorolla en París) en su casa-museo. Pero previamente a esa fecha los alumnos de 4º Historia e Historia del Arte han visitado la colección permanente. Algunas de sus pinturas más conocidas, como Paseo a orillas del mar o Caballo blanco se pueden contemplar en su magnífico taller.  En su despacho se observan otros retratos que hizo de los miembros de su familia, que se convirtieron en los principales modelos para el artista. Finalmente hay que destacar también la importancia que adquieren en este lugar el jardín o el patio andaluz, donde destaca el gusto popular.

 

María Ruiz de Loizaga

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: