Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Erasmus en Roma, “Caput Mundi”

    Me ha ayudado a tener una visión más amplia de lo que significa ser “universitario”, como aquel que se interesa por la realidad y quiere contribuir en ella profundizando el estudio de la misma

La experiencia de un erasmus de una estudiante de historia  e historia del arte

miriamforo

Durante estos tres años en la universidad mis compañeros y yo hemos tenido la oportunidad de estudiar las grandes civilizaciones de la Antigüedad, la gran desconocida y esencial Edad Media y la apasionante Edad Moderna, llena de cambios que aún permanecen en la sociedad actual.

Siendo una dura decisión el renunciar a estudiar mi último año en el mismo entorno, con nuevos profesores, estudiando nuevas materias referentes a la etapa Contemporánea, decidí poner en marcha una nueva y emocionante alternativa en mi carrera universitaria: Estudiar un año en el extranjero.

Así fue como elegí estudiar en Roma en la Universidad LUMSA durante un año.

Al inicio todo parecía bastante complicado (una nueva universidad, un nuevo plan de estudios, otro idioma, etc.) pero realmente no lo fue ya que los responsables de los estudiantes erasmus y los mismos profesores, se mostraron siempre disponibles y me ayudaron en todo para que me sintiera una estudiante más. De esta forma, conseguían que te olvidaras de que habías dejado atrás “otro mundo” y empecé a enfocar mi estudio de forma distinta (En Italia, los alumnos se organizan de cara a las asignaturas  de manera diferente, en el que el trabajo personal se ve reflejado solamente en el momento del examen, con una exposición oral en la que el profesor te somete a una serie de preguntas). Éste método tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero cualquier caso, me ha ayudado a tener una visión más amplia de lo que significa ser “universitario”, como aquel que se interesa por la realidad y quiere contribuir en ella profundizando el estudio de la misma. Esta realidad es tan compleja que en cada país la estudia de forma distinta y descubrir esto, es sin duda muy enriquecedor. panteonmiriam

Al mudarme a una nueva ciudad, tienes curiosidad por todo lo que ésta te pueda ofrecer. En mi caso, al ser mi último año de universitaria, tenía y sigo teniendo en la mente, el desarrollo de un trabajo final de grado. Es por esto que intento aprovechar al máximo la gran oportunidad que “La Ciudad Eterna” me propone: Visitar museos (Siendo en Roma gratuita la entrada a todos los museos estatales si eres estudiante de Historia del Arte), otras universidades, iglesias, jardines y muchas otras cosas más.

Con el TFG en mente, he podido conocer nuevos profesores de la LUMSA o de la Universidad de La Sapienza que me han ayudado en varias ocasiones en mi trabajo, recomendándome nuevas fuentes bibliográficas en italiano, así como aconsejándome seminarios que me han ayudado a profundizar aquello que más me interesaba de mi estudio. Todo esto solo puede animar a un estudiante, ya que hace más interesante y ordenado aquello que uno debe estudiar por cuenta propia.

Por supuesto, he tenido mis dificultades, entre ellas la lengua, pero a medida que pasan los meses, éste inconveniente está dejando de serlo para ser una nueva ventaja: el aprendizaje y la desenvoltura en otra idioma. A decir verdad, el utilizar un nuevo idioma te permite el no dejar de conocer nuevas cosas como las expresiones, y la forma de ser de otros. Te das cuenta de que el italiano no es solo una gran lengua elevada y poética, sino que también que es muy divertida y expresiva cuando los italianos la utilizan. Al final acabas expresándote como ellos moviendo las manos sin parar siendo éste el momento en el que ya te consideras una de ellos.

Esta experiencia no podría ser la misma si hubiera sido en otro país, en otra ciudad, ya que Roma nunca ha dejado indiferente a nadie. En el día a día me doy cuenta de que es una ciudad “difícil” a la hora de vivir en ella, pero siempre descubres algo nuevo, lleno de historia, lleno de arte. La belleza acogedora de la columnata de Bernini o de la iglesia Santa María Sopra Minerva o el significado del Ara Pacis hablan de un pasado lejano que aún permanece y da sentido a todo un continente europeo e incluso a todo un mundo.

Todo esto hace de la experiencia de un erasmus uno de los regalos más preciados que la universidad me está ofreciendo, descubriendo lo apasionante que puede ser estudiar la Historia y teniendo la oportunidad de verla plasmada en el Arte de una ciudad que en su tiempo llamaban: Roma Caput Mundi.

Miriam Sánchez-Cabezudo Guzmán estudia 4º de Historia y de Historia del Arte

 

Tras los pasos de Isabel la Católica… en Segovia

maria-saavedra

 

 Isabel sabía que se encontraba en un momento crucial de su futuro y, especialmente del futuro de Castilla, así que no perdió tiempo, obedeciendo a lo que su conciencia y su sentido de estado le dictaban.

María Saavedra

Dice Luis Suárez en su biografía de Isabel la Católica que Segovia y Madrid, con sus respectivos alcázares, podían considerarse verdaderas capitales dentro del reino, desempeñando la primera  papel de mayor preeminencia. Y ciertamente lo fue. Segovia, bella ciudad castellana, cuyas piedras hablan del lento transcurrir de la historia de España, es un homenaje precisamente a ese pasado.

La emblemática entrada atravesando el Acueducto nos introduce en una historia milenaria. Acompañados por un grupo de estudiantes de la Facultad de Humanidades de la USP CEU, junto con estudiantes de Colgate University, que se estudian un trimestre en nuestras aulas, quisimos acercarnos a las callejuelas que con trazado irregular dibujan tantos años de historia.

teodosio El nombre de la calle que corre paralela al Acueducto recuerda a uno de los granes emperadores romanos: Teodosio, nacido en Coca, autor del edicto que establecía en cristianismo como religión oficial en todas las tierras del Imperio.

Un hispano cristianizaba oficialmente el Imperio romano. Y una reina de Castilla, Isabel I, proclamada en Segovia, cerca de doce siglos más tarde, era la principal impulsora de la llegada del Cristianismo a tierras mucho más extensas que las del viejo Imperio, en el Nuevo Mundo recién descubierto. 2014-08-12 18.40.41

Segovia tiene sabor a mezcla de culturas, pero quisiera destacar el papel de esta ciudad pequeña, pero elegante, en la vida de la reina Católica. Allí viajó junto con su hermano Alfonso, siendo niños, para permanecer casi somo rehenes de su hermano Enrique IV, a la espera de la descendencia de la reina Juana. A partir de entonces, en distintos momentos la reina viviría en Segovia, o bien en el Alcázar, o bien en otras residencias, como el palacio de San Martín  o el Monasterio del Parral.

En nuestro recorrido por Segovia atravesamos distintos lugares que conservan vestigios de su relación con la reina Isabel. Muchos más episodios de la vida de la reina tuvieron lugar en la ciudad. Los muros antiguos de la judería son testigos de cómo la reina protegió a judíos y conversos de Segovia ante el ataque sufrido por estos en 1476. No fue ajena a tal defensa la amistad que unía a Isabel con Beatriz de Bobadilla, esposa del converso Andrés Cabrera, que fuera alcalde del Alcázar y custodio del tesoro real.

cafe segoviano

Un parón durante nuestro recorrido, para charlar sobre los distintos lugares vinculados a la vida de la reina Isabel

Pero sin duda, el más importante de los episodios vividos en esta ciudad, fue su  proclamación como reina. Luis Suárez relata las decisiones y actos que formalizaron la entronización de Isabel. El 11 diciembre 1474  moría Enrique IV en Madrid. Isabel sabía que se encontraba en un momento crucial de su futuro y, especialmente del futuro de Castilla, así que no perdió tiempo, obedeciendo a lo que su conciencia y su sentido de estado le dictaban.

Iglesia de San MArtín, donde se celebraron los funerales por Enrique IV, justo antes de la proclamación de Isabel I como reina de CAstilla

Iglesia de San Martín, donde se celebraron los funerales por Enrique IV, justo antes de la proclamación de Isabel I como reina de Castilla

Y así, dos días más tarde, el 13 diciembre 1474, Isabel presidía el solemne funeral por el rey fallecido, y a continuación, se despojó de los paños de luto que cubrían su brillante ropaje de ceremonia, se dirigió andando hasta la Plaza Mayor, donde los segovianos la proclamaron reina de Castilla, y se consagraba el reino a Dios, en el atrio de la iglesia de San Miguel. A continuación, una procesión acompañó a la reina de 23 años hasta el Alcázar Real, donde tomó posesión de lo que le pertenecía. Unos días más tarde, el 1 de enero su esposo Fernando era reconocido rey de Castilla, y el 15 del mismo mes se firmaba la famosa Concordia de Segovia, aclarando  la relación de los dos esposos  con el reino.

La iglesia de San Miguel en la actualidad se ubica en un lugar diferente de su original, en la Plaza Mayor, donde fue proclamada la reina

La iglesia de San Miguel en la actualidad se ubica en un lugar diferente de su original, en la Plaza Mayor, donde fue proclamada la reina

María Saavedra Inaraja es profesora de Historia en la Facultad de Humanidades de la Universidad CEU San Pablo

 

Libros que merecen la pena: El Credo en imágenes

anahdez3blog

 

 

Ana L. Hernández Pugh

El Credo en imágenes. El arte como manifestación de la fe, fue la publicación que tuvo como resultado, una vez más, la unión entre fe y arte. A raíz de la celebración del Año de la fe que el hoy Papa emérito, Benedicto XVI, promulgó para el año litúrgico del pasado año 2013, se realizó esta iniciativa. Iniciativa que vino impulsada desde la Delegación Episcopal de Cultura del Arzobispado de Madrid y en la que participaron distintos alumnos de las Universidades CEU San Pablo y Complutense de Madrid, todos bajo la coordinación de las profesoras del doble grado de Historia e Historia del Arte de la Universidad CEU San Pablo de Madrid: María Arriola Jiménez y María Rodríguez de Velasco.

credoimagenes

Diecisiete piezas de la colección permanente del Museo del Prado son las que se analizan en esta guía que tiene como objetivo hacer visible la fe a través del arte. Cada obra elegida representa uno de los artículos del Credo; en origen esas obras no fueron realizadas para revelar dichos artículos expresamente, pero su contenido iconográfico, así como la historia externa de la obra y del autor las vinculan de una forma directa con las verdades que profesamos en el Credo.

Entre los diecisiete lienzos podemos encontrar obras más o menos conocidas, de gran o de pequeño formato e incluso de artistas nacionales e internacionales, todas dentro de un amplio abanico cronológico que abarca desde el primer cuarto del siglo XII hasta el siglo XVIII. Aún así, todas tienen algo en común, sus artistas, ya bien fuera por iniciativa propia o por la inquietud de sus mecenas, sintieron la necesidad de expresar a través del arte su fe religiosa. Y es que, como destaca el Obispo auxiliar de Madrid, César Franco, “la belleza es un camino seguro para llegar a Dios”.

A través de la contemplación de estas obras el espectador puede acercarse a la devoción, pero con ayuda de esta guía el acercamiento puede ser mucho más enriquecedor. Algunos de estos cuadros pueden resultar verdaderos tratados de teología y es por ello que los diecisiete análisis aquí presentados intentan dar un mayor entendimiento tanto artístico, estilístico como iconográfico de la obra, ya que todo debe entenderse en su conjunto. La estrecha relación que existe entre fe y cultura y que viene dándose desde los orígenes del cristianismo y sus primeras representaciones, se recoge en esta guía para el disfrute del lector.

La iniciativa, una vez publicada, continuó con una serie de visitas guiadas por las distintas salas del Museo del Prado; a ellas acudieron varios colegios de la Comunidad de Madrid, los cuales estuvieron acompañados por una serie de voluntarios, también alumnos de dichas universidades. Durante el recorrido los voluntarios explicaron una selección de las obras entre las que destacaron algunas como: pinturas de La ermita de Santa Cruz de Maderuelo, La Anunciación de Fra Angelico, Crucifixión de Juan de Flandes, Bajada de Cristo al Limbo de Sebastiano del Piombo o Visión de San Pedro de Nolasco de Zurbarán entre otras.

 Ana Hernández Pugh estudia 4º Historia e Historia del Arte en la Universidad CEU San Pablo

 

La Arqueología en España sigue de enhorabuena: aparece una cámara funeraria de la cultura íbera

bañales lapida

Excavación en Los Bañales: la unión hace la fuerza

Mientras algunos de nuestros estudiantes continúan realizando sus prácticas en el sitio arqueológico romano de Los Bañales bajo la dirección de Javier Andreu, la prensa se hace eco de nuevos descubrimientos en la Península.

Así lo destaca el ABC de Sevilla, que en breve nota da a conocer el descubrimiento de una cámara funeraria en ellugar donde hace 42 años se descubrió una imagen no suficientemente valorada: la conocida como Dama de Baza.:
http://www.abcdesevilla.es/andalucia/granada/20130720/sevi-encontrada-camara-funeraria-cultura-201307201325.html

dama-baza-granada1
Si algunos pensaban que la Arqueología tenía ya poco que aportar al conocimiento de nuestra historia, los hechos de este verano desmienten esa visión pesimista.
Y lo mejor, son los medios de comunicación de carácter “generalista” (no especializados en Historia), los que están dando a conocer la riqueza de nuestro patrimonio arqueológico. En estos tiempos de recesión, en los que parece que no hay recursos que destinar a la cultura, existen entidades públicas y privadas que siguen apostando por el avance en Humanidades. La Arqueología es una ciencia que no desaparecerá nunca, porque es una de las herramientas imprescindibles para conocer la Historia de nuestros antepasados. Y todavía nos va a dar muchas sorpresas.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: