Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

La Generación del 14 y América. Una mirada a la Exposición en la Biblioteca Nacional

maria-saavedra

 

 

María Saavedra Inaraja

  “porque coincide la situación moral del hombre medio europeo con la del americano ha acaecido que por primera vez el europeo entiende la vida americana que antes le era un enigma y un misterio” (J. Ortega y Gasset)

Aprovechando la tranquilidad de la Semana Santa visité la exposición que la Biblioteca Nacional alberga sobre la Generación del 14. No todo va a ser Gran Guerra en este año. Otros hitos conmemorativos, como el  Greco2014 y este primer centenario de una generación de científicos e intelectuales, enriquecen la variedad cultural de nuestro país.

La exposición es modesta en sus dimensiones, pero suficientemente bien preparada para despertar el interés por aquellas primeras décadas del siglo XX, en las que se entremezcló el alma atormentada de los noventayochistas con el deseo de progreso de todos aquellos que quisieron encarar el futuro para salir de la crisis moral en que veían a España.

La referencia a Europa es continua, no podía ser de otra manera. Omnipresente, Ortega y Gasset domina el panorama de las salas, como probablemente dominó el panorama intelectual de su tiempo. La obsesión por europeizar de aquellos científicos e intelectuales se hace presente en unas palabras de Ortega presentes en un panel: “regeneración es el deseo; europeización es el medio de satisfacerlo”

La república de los intelectuales

En varios momentos de la exposición, que presenta una cuidada selección de textos, fotografías, audios e instrumentos científicos, se habla de una generación que propició la modernización de España. Y la puesta en práctica de tal avance se había de plasmar en la proclamación de la II República, llamada “la república de los intelectuales”.

Ortega-y-Gasset

Aunque aquella generación gozó de la oportunidad de llevar a la práctica  su proyecto, en 1936 el golpe de estado fracasado de una parte del ejército español, llevó al país a la Guerra Civil y devino, posteriormente, en una dura Dictadura militar que permanecería prácticamente 40 años. El proyecto de la Generación del 14, de alguna manera, volvería a emerger como gran desafío para los españoles que iban a construir la Transición a la Democracia en nuestro país tras la muerte de Franco”. Esta cita del folleto elaborado con motivo de la exposición debía ser matizada. Y así lo hace el Comisario de la muestra, Antonio López Vega, cuando en una entrevista señala que “bien es verdad que la política cotidiana se radicalizó, y acabó como acabó”. Para que ese matiz fuera completo, pienso que entre los textos seleccionados debería estar presente la famosa reflexión de Ortega “No era esto”, haciendo referencia a la decepción que muchos de aquellos intelectuales se llevaron tras la deriva de una república que se inclinaba peligrosamente a favor del régimen totalitario de Moscú.

La Generación del 14 y América

El final del recorrido deja un sabor americano que desde luego, es un acierto. Resulta imprescindible conocer la corriente de sintonía intelectual que tras el 98 se estableció entre ambas orillas del océano Atlántico para comprender a fondo la realidad de nuestros intelectuales.

Una vez desaparecidos los restos de presencia política española en América, tras la guerra cubana, surgen con fuerza los lazos intelectuales que manifiestan una tradición de elementos comunes y múltiples a la vez. Muestra de ello son las palabras de Ortega que aparecen en la muestra: “porque coincide la situación moral del hombre medio europeo con la del americano ha acaecido que por primera vez el europeo entiende la vida americana que antes le era un enigma y un misterio”. Pero esta afirmación, del año 1928, tiene antecedentes. Y uno de ellos, que se encuentra también en la sala, me ha gustado especialmente: en una vitrina, un álbum con el título “Recuerdos de Montevideo” está abierto por una postal que muestra el retrato del gran uruguayo José Enrique Rodó. Este hombre, que falleció prematuramente a los 45 años, en Palermo, mientras cubría para la prensa argentina la Primera Guerra Mundial, había iniciado en el año 1895 una corriente que ya no se interrumpió, de intercambio de ideas entre escritores y publicistas de lengua española. Las cartas de Rodó a los escritores españoles de su tiempo se cuentan por decenas. Y en esa correspondencia (también en las respuestas de los españoles al uruguayo), encontramos mucho de ese entendimiento que señaló Ortega años más tarde. Las líneas escritas por Rodó en carta destinada a Pompeyo Gener escrita en 1901, resumen ese sentir que muchos españoles compartieron:

“¿no piensa Ud. que el porvenir intelectual de la raza española está, en gran parte, en este lado del Océano? Eso bastaría para que nos afanásemos en establecer y estrechar lazos de confraternidad espiritual, que tienen que ser fecundos de cualquier punto de vista que se les mire.”

bn

Ciertamente, la generación del 14 miró a Europa buscando un referente de modernidad. Pero los escritores de este tiempo también supieron descubrir el tesoro que la lengua española suponía para millones de personas que se enorgullecían de poder expresarse en la lengua de Cervantes, en España y en el Nuevo Mundo.

María Saavedra es profesora de Historia de América en la USP CEU

GENERACION DEL 14. CIENCIA Y MODERNIDAD. BIBLIOTECA NACIONAL. Sala Recoletos. Del 14 de marzo al 1 de junio de 2014

Información: http://www.bne.es/es/Actividades/Exposiciones/Exposiciones/exposiciones2014/generacion14.html

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: