Estudiando historia y arte en Madrid

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudiando historia y arte en Madrid - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

La expresión del puntillismo a través de la pincelada de Paul Signac

Así, las composiciones aparecen con un dominio de orden, claridad y una cuidosa planificación. Además, la pincelada es lo más importante: permite dividir los tonos y recuerda a los mosaicos.

La ruta hasta Gennevilliers Signac

Paul Signac nació en París en 1863 y falleció en 1935. Antes de iniciar el camino de la pintura, siguió unas clases de arquitectura, que abandonó a los 18 años, para dedicarse al arte pictórico. El primer cuadro suyo que conservamos data de 1881. De formación casi autodidacta, frecuentaba exposiciones, galerías y estudiaba las obras de Manet, Monet y de otros impresionistas. En 1882, entra en la Escuela de las Bellas Artes de París. En 1884 conoce a Monet y Seurat. Queda fascinado por la pintura de Seurat, especialmente por su concepción de los colores. La mayor parte de sus pinturas reflejan la costa francesa. En la técnica utilizada sobresale la gran cantidad de pinceladas, en las que destaca el uso de colores vivos, intensos y una pintura un poco pastosa. Calificaba el estilo puntillista como “el de los colores del prisma”. Las formas se conciben como una geometría de masas donde se subraya la luz y el color. Así, las composiciones aparecen con un dominio de orden, claridad y una cuidosa planificación. Además, la pincelada es lo más importante: permite dividir los tonos y recuerda a los mosaicos.

puerto de saint tropez signac-red

Aunque sus obras suelen ser espontáneas, realizó algunas composiciones más estudiadas como La Route de Gennevilliers (1883). Navegó en las costas de Europa pintando los paisajes, sobre todo de Francia. Al final de su vida, realizó pinturas urbanas francesas.

En 1892, se casó con Berthe Robles. Adquirió en 1897 una casa en Saint-Tropez llamada “La Hune” donde tenía un gran taller. Pertenece al movimiento neoimpresionista, y desarrolló el puntillismo junto con Seurat. Signac escribió muchas obras de teoría del arte. La más importante es De Eugène Delacroix al Neo-Impresionismo (1899).

La obra El puerto de la Rochelle, realizada en 1915, desapareció del Museo de Bellas Artes de Nancy, el pasado 24 de mayo de 2018. Casi un año después ha reaparecido, en abril de este año, en Kiev, Ucrania. El puerto de la Rochelle había sido cortado. La operación tuvo lugar fuera de las cámaras de seguridad y, según el fiscal que habló sobre el incidente, fue un robo perpetrado por “criminales endurecidos y particularmente bien organizados”.

El lienzo de Paul Signac representa la entrada del puerto de La Rochelle. Formaba parte de un conjunto de 117 obras donadas al museo de Nancy. Su valor se estima en unos  1,5 millones de euros. El artista puntillista, ejecutó esta obra durante el año en que fue nombrado Pintor Oficial de la Marina de Francia. Cuando nos alejamos de la pintura destacan los colores fríos, con un predominio del azul, especialmente en la zona del centro hacia arriba, y de verde en la parte inferior. Cuando nos acercamos descubrimos colores pasteles, rosa, amarillo y muchas pinceladas blancas. Esta obra, con el tema representado, refleja el amor del pintor por la navegación.

 

Marianne Pissondes

El exilio del ‘degenerado’ Beckmann

“Si uno lo percibe todo, toda la guerra o incluso la vida en su conjunto, como una escena en el teatro del ‘infinito’, muchas cosas son mucho más fáciles de soportar”

La vida en sus obras. Es lo que se plasma a lo largo de la exposición de Max Beckmann en CaixaForum Barcelona. A lo largo del recorrido de la exposición el artista nos va contando su historia lienzo a lienzo.

the iron bridge

Nacido en el seno de una familia granjera en el Leipzig de 1883, Beckmann empieza a dibujar precozmente para, más tarde, en 1900 ingresar en la Academia de Artes de Weimar. Su vida, y por tanto su obra, queda marcada para siempre después de participar como enfermero en la Primera Guerra Mundial en la cual sufrirá una crisis nerviosa, lo que le daría el billete de vuelta a casa por baja por depresión. A principios de los años 30, con el auge del nacismo, será despedido de su puesto de profesor en Frankfurt, pero no será hasta 1937 cuando su nombre sea introducido por el nacismo en el grupo de los artistas que conformaban el ‘Entartete Kunst’ o arte degenerado, que es como clasificaban los nazis al arte moderno y todo lo que se saliese de su estimado arte heroico.

Con la etiqueta de degenerado, Beckmann decidió marcharse y no mirar atrás y se instaló en Ámsterdam en 1937 y más tarde lo haría en Estados Unidos en 1947. En el exilio su obra cambia radicalmente y está más presente la influencia de artistas como Manet o Cezanne. Lo interesante del autor y su obra es que logra captar ese periodo de tragedia, acción y cambio e innovación de una manera excepcional.birdhell

Las 49 obras expuestas en Barcelona sirven de hilo conductor de una historia particular y de unos años duros que son narrados por alguien que vive y plasma los hechos de una manera personal. En su obra nos ofrece una visión propia de lo que fue la primera mitad del siglo XX. Desde sus primeras obras aún en Alemania donde se puede apreciar la inocencia de un artista que aún no ha sufrido los horrores de la guerra, hasta sus obras en el exilio donde predominan colores más oscuros y apagados y temas más bulliciosos y pesimistas, como muestra en una de sus primeras obras en el exilio que, como su nombre indica, presenta el infierno de los pájaros. Los personajes grotescos y las pinturas inquietantes serán reflejo de su propia historia, la cual plasmará en sus años en el exilio.

Argonautas“Si uno lo percibe todo, toda la guerra o incluso la vida en su conjunto, como una escena en el teatro del ‘infinito’, muchas cosas son mucho más fáciles de soportar”. Con esta cita del propio artista se podría definir la exposición y su obra, como escenas en el teatro del infinito que las hacen más llevaderas, más soportables. El artista utiliza el arte para plasmar el sufrimiento y captar una época. El viaje de toda una vida a lo largo de 49 obras, desde la inocencia hasta las últimas pinceladas del tríptico de Los Argonautas, obra que terminaría el día que un infarto acabó con su vida en mitad de Central Park cuando iba de camino a una de sus exposiciones en Nueva York.

Javier Herrero-Tejedor Goldáraz estudia de 4º de Humanidades y Periodismo en la Universidad CEU San Pablo

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: