Estudios de Magisterio

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudios de Magisterio - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

La educación bien entendida (perdón) bien expandida empieza por……

¿Mantener una actitud proactiva ante todas aquellas posibilidades educativas y culturales que el entorno en el que nos movemos nos ofrece?   ¿Abrirse a la utilización de las nuevas herramientas que las tecnologías de la información y la comunicación (web 2.0; redes sociales; tecnología móvil) ponen a nuestra disposición?   ¿No dejar de replantearnos como profesionales y mediadores educativos y culturales la significación que tiene la educación en el tiempo de la educación y cultura digitales?

Como profesionales se entiende que nuestra posición siempre es asertiva ante estas cuestiones. Entonces, ¿qué sentido tiene adjetivar nuevamente a la educación? ¿Hablamos de una nueva palabra, de un nuevo concepto, o hay algo más?   Quizá, como otras veces, lo mejor sea comenzar por una aproximación al concepto: Tíscar Lara, vicedecana de Cultura Digital de la Escuela de Organización Industrial (EOI) la define del siguiente modo:   “el concepto de educación expandida engloba las nuevas formas de educación que incorporan y se adaptan a los procesos sociales que ha traído consigo internet, como la nueva cultura digital, que se basa en la organización en red, el trabajo en equipo, el copyleft –licencias que permiten que cualquier usuario use, modifique y redistribuya un trabajo, siempre que se mantengan estas mismas condiciones de utilización y difusión–.

 Procesos que hasta ahora quedaban fuera de los sistemas educativos convencionales”.   Parece evidente que con la llegada de Internet las formas de aprender y comunicar se manifiestan de otra manera, que los límites entre el aprendizaje y la enseñanza se están diluyendo, que están apareciendo otros modos de realizar estos procesos.

Otros lugares para aprender  Pero hay más: hoy en día los conocimientos que asimilan niños y jóvenes no se obtienen de manera exclusiva en los espacios educativos, se adquieren también fuera de las aulas, como hemos podido comprobar en una interesante publicación del colectivo ZEMOS 98, donde entre otras cosas se afirma que: “la educación sucede en cualquier momento y cualquier lugar”.   Algunos estaréis pensando que este aprendizaje externo o extraescolar ha existido siempre, y no estáis faltos de razón.

Por remitirnos a un tiempo no excesivamente lejano, podemos recordar que estos son los principios sobre los que se basa la sociedad desescolarizada de Iván Illich, por citar solo a un autor que también sirve de referencia al colectivo sevillano.   Siempre se ha podido aprender fuera de los sistemas reglados de enseñanza como la escuela y la universidad, antes y ahora, pero ahora estamos descubriendo que en estos tiempos se nos ofrece la posibilidad de ensanchar el aprendizaje, de que se extienda, se expanda, gracias a los medios que ofrece la llamada cultura digital y, esto es importante, a su forma colaborativa de trabajar, de compartir y crear ese aprendizaje.   ZEMOS98 habla de algunas de ellas que, además, sirven para intentar matizar algo más sobre lo que podemos encontrar detrás del término que da título a este texto:   “De hecho, haciendo un poco de genealogía, tanto la trayectoria de la disciplina conocida como educocomunicación (media literacy para los anglosajones) como a otras prácticas, proyectos o conceptos contemporáneos (educación mediática, edupunk, aprendizaje invisible, p2pedagogy, etc.) educación expandida simplemente es un término que puede aglutinar “prácticas, ideas o metodologías educativas que se encuentran fuera de lugar.

 Pero, en cualquier caso, educación expandida es un término paradójico. Si como aparece en las citas de este libro, la propia etimología de educación significar sacar fuera, ¿qué es la educación expandida? ¿ir fuera del afuera? […] Quizás no sea más que un término evocador y sugerente, pero lo realmente esencial sigue siendo transformar la sociedad, repensar los sistemas de relación, cuestionar los paradigmas de la comunicación de masas y no dejar nunca de experimentar con los formatos y metodologías que se relacionan con lo formativo”.   Compartir  No, no nos olvidamos de lo que quizá sea uno de los elementos fundamentales de la educación expansiva y que consignábamos anteriormente: el ámbito colaborativo, la posibilidad que ofrecen las redes sociales para el intercambio abierto y gratuito de la información que puede devenir en formación. Aprender colaborando para crecer como individuos y también como sociedad, así nos lo ejemplifica la intervención educativa que se comenta en el vídeo que abre este artículo.   A algunos os habrá resultado familiar la expresión recogida en el título del post, referida a una de las llamadas virtudes teologales, la caridad, que mantenía el hecho de que la verdadera empezaba por uno mismo. Nosotros nos hemos permitido jugar con esta paráfrasis para afirmar que el refrán no resulta útil para el caso que nos ocupa, porque parece claro que la educación comienza y termina por todos.

Fuente: “La educación bien entendida (perdón) bien expandida empieza por……”. [En Línea]. Publicado 28 Noviembre 2012. Fundación GSR. Blog. Disponible en: http://cilij.fundaciongsr.com/blog.php. [Consulta: 22/01/2013]

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


× ocho = 16