Estudios de Magisterio

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Estudios de Magisterio - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Formación en liderazgo, primer paso para afrontar con éxito los nuevos retos educativos

LiderazgoLa educación en el siglo XXI conlleva una serie de retos que es necesario afrontar desde nuevas perspectivas. La formación en liderazgo puede convertirse en un recurso necesario ante los cambios que vive la sociedad.

La transformación socioeducativa en la nueva era digital necesita de la respuesta y el compromiso de una formación en liderazgo educativo que, con capacidad para investigar y aprender con la práctica, así como con el ejercicio de la colaboración y la corresponsabilidad educativa en liderazgo efectivo y positivo centrado en los valores de las personas y organizaciones, pueda afrontar eficazmente  los nuevos retos en educación.
El planteamiento del liderazgo en el entorno educativo actual requiere de un conjunto completo de objetivos formulados en clave sistemática y colaborativa en el que los agentes que participan interactúan y colaboran en un proyecto guiado por un compromiso de aprendizaje de calidad. También de una estrategia en la ejecución operacional, cuya función englobe el análisis de una nueva situación en el panorama educativo en la que la toma de decisiones, la capacidad de persuasión y la habilidad para manejar competencias específicas en la gestión de recursos humanos sean capaces de transformar nuestra sociedad.

El liderazgo adquiere, en este sentido, un papel fundamental para la obtención de estos resultados. El talento de liderazgo personal, que se configura gracias al desarrollo de competencias personales, tiene como misión lograr el “autoliderazgo” que promueven la profesionalidad y ejemplaridad del estudiante.
Es imprescindible la elaboración de planes personales basados en un modelo de competencias concreto, sustentado  y claro. Para ello, es preciso un esfuerzo intelectual adicional en el que es necesario el conocimiento de uno mismo, lo cual implica un proceso de introspección y de reflexión que requiere de una cierta capacidad para analizar el propio comportamiento a la luz de la racionalidad, buscando la explicación a las diferentes reacciones, sensaciones y sentimientos experimentados.

Al poder identificarse cada competencia con una dimensión, con un concepto que la describe claramente y unos comportamientos característicos que ayudan a reflexionar sobre ella, se puede lograr detectar áreas donde hay una necesidad específica de formación. No olvidemos que cada individuo aprende de forma distinta y que el proceso de construcción de competencias estimula y desarrolla la confianza de las habilidades propias para resolver problemas y aprender a aprender.

El liderazgo basado en competencias es indispensable en las organizaciones actuales, ya que permite observar los conocimientos, actitudes y aptitudes de los líderes para llevar a cabo las actividades en una era de cambios rápidos.

Cándida Filgueira Arias

Categoría: General

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


seis − = 4