Cátedra del Derecho de los Mercados Financieros

Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

Cátedra del Derecho de los Mercados Financieros - Otro sitio más de USPCEU – BLOGS

La Troika desmantela el principio de seguridad de los depósitos bancarios

La crisis que nos ha tocado vivir permite que asistamos con expectación  –y a veces incluso con estupor- a la quiebra de algunos de los principios más sólidos que creíamos asentados. 

La reciente propuesta de la denominada Troika (UE + BCE + FMI) consistente en imponer una tasa a los depósitos bancarios chipriotas como condición sine qua non para el rescate es una auténtica revolución: el Eurogrupo exige la imposición de una tasa de 6,75% a los depósitos bancarios inferiores a los 100.000 euros y una tasa del 9,90% a los depósitos superiores.

Imponer arbitrariamente una tasa a los depósitos bancarios a un país como Chipre minando la confianza de los inversores internacionales supone además castigar duramente al sector financiero del país, principal motor económico del que hasta ahora era considerado un paraíso off-shore. Pero esta es sólo una lectura localista de las potenciales consecuencias.

Tras este paso subyace una segunda lectura de alcance global que invita a la reflexión sobre las consecuencias de esta decisión: la quiebra jurídico-psicológica del principio de seguridad, garantía e inviolabilidad de los depósitos bancarios.

En el imaginario del pequeño ahorrador no profesional sometido a los vaivenes de la tormenta financiera figuraban los depósitos bancarios como un activo financiero ausente de riesgo y garantizado como mínimo hasta los 100.000 euros por el Fondo de Garantía de Depósitos. Hasta la fecha, el pequeño ahorrador estaba dispuesto a renunciar a jugosas plusvalías con productos financieros de mayor riesgo potencial y depositaba confiado su dinero siguiendo una estrategia defensiva de preservación del patrimonio.

Por desgracia el pequeño ahorrador aprende economía y a desenvolverse en los mercados financieros a base de desengaños. El pequeño ahorrador se llevó una desagradable sorpresa con su inversión en sellos de Forum Filatélico/Afinsa y con los pagarés corporativos de Nueva Rumasa. Luego pensó que las acciones de compañías grandes eran una garantía para invertir su dinero y se llevó un susto con las acciones de Bankia, que salieron a 3,75 euros y hoy valen 0,25 euros, y con el escándalo de las preferentes. Se planteó la posibilidad de sacar sus ahorros y guardarlos bajo el colchón pero se aprobaron las limitaciones a las operaciones en efectivo amenazando con reducir el límite y comprobar la procedencia de cada céntimo. Decidió finalmente dejar de experimentar con productos financieros, ir a lo seguro y contratar depósitos bancarios que además ofrecían unas interesantes tasas de interés. Pero el Banco de España forzó la limitación de los tipos de interés de los depósitos a 1,75% a un año, lo cual supone que si tenemos un IPC de 2,7% el pequeño ahorrador está perdiendo dinero. Y el pequeño ahorrador acepta esta situación pensando que por lo menos mantendrá su capital inicial, aunque ahora resulta que lo depósitos bancarios no están tan garantizados por ningún fondo de garantía ante una decisión repentina de la Troika.

La percepción ciudadana sobre la propuesta de la Troika es que se trata de una decisión tomada en sábado a traición en un despacho de Bruselas cuando los bancos están cerrados para evitar que los depositantes puedan hacer retiradas masivas de dinero. Esta medida ha creado el temido “corralito” a la europea limitando las entidades chipriotas la retirada de fondos hasta nuevo aviso.

Se trata realmente de una medida peligrosa porque se presenta como una medida confiscatoria que penaliza injustamente al ahorrador, siembra desconfianza y da lugar una fuerte inseguridad jurídica en el seno de un país miembro de la Unión Europea con el posible riesgo de contagio. Esta medida ha provocado inmediatamente que la gente empiece a cuestionarse quién será el siguiente.

En los tiempos que corren es una auténtica irresponsabilidad puesto que atenta contra uno de los pilares fundamentales para la recuperación económica de la eurozona: la recuperación de la confianza de ahorradores e inversores. Esta decisión provoca miedo en el mercado y el miedo hace que adoptemos conductas irracionales, erráticas e imprevisibles.

¡Ningún pequeño ahorrador de la eurozona volverá a dormir tranquilo en una temporada!

 

Rafael del Castillo Ionov

Head of Legal Services en Rushydro Internacional

Coordinador de la Cátedra de Derecho de los Mercados Financieros

  • Johnc372 comentó:

    I really like your writing style, fantastic information, thanks for putting up dfcaabgdkcbd

  • Johnk344 comentó:

    whoah this blog is wonderful i like reading your articles. ffgebafdffkd

  • Smithd369 comentó:

    I truly appreciate this article.Really thank you! Fantastic. efacgbeadeggefda

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


dos − = 0